Dilatan eliminación de “aumentazos”

En el orden del día de hoy de la Cámara de Diputados figura el tratamiento de dos propuestas legislativas que modifican el presupuesto general 2019. Estas iniciativas establecen aumentos discrecionales a 2.123 funcionarios de varias instituciones del Estado. Sin embargo, las mismas no podrán ser analizadas porque no cuentan con dictamen de la Comisión de Presupuesto, presidida por el diputado Arnaldo Samaniego (ANR, excartista), precisamente uno de los responsables de la “repartija” de los “aumentazos”.

Samaniego presidió la Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso y su vicepresidente fue el senador Dionisio Amarilla (PLRA, llanista), investigado por supuesto enriquecimiento ilícito. La comisión asesora tenía a su cargo analizar tanto la propuesta presentada por los diputados cartistas y opositores como la planteada por el Ministerio de Hacienda. El proyecto de los diputados fue aplazado hace más de un mes con la promesa de que se unificarían las propuestas. 

Mientras que los diputados colorados y opositores plantearon direccionar el saldo presupuestario que debían percibir hasta fin de año los selectos funcionarios al Consejo Nacional de Becas, la propuesta de Hacienda elimina aumentos concedidos a funcionarios de las instituciones públicas dependientes del Ejecutivo, no así del Legislativo. La excusa de Hacienda para no incluir a los funcionarios del Congreso es que se trata de otro poder del Estado y que es autónomo. El titular de Diputados Miguel Cuevas (ANR, Añetete) otorgó aumentos millonarios a su entorno. El caso más alevoso es precisamente del compadre del diputado Samaniego, Arcadio Cabrera, cuyo salario como administrador supera al de un diputado, que gana G. 32 millones al mes. 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD