Dinero de los contribuyentes usado para pagar a domésticos de políticos

A pesar de percibir millonarios sueldos, los políticos paraguayos no son capaces de sacar de sus propios bolsillos para pagar a sus empleados domésticos. Diputados, senadores y hasta ministros de la Justicia Electoral fueron descubiertos pagando con dinero de los contribuyentes a quienes cumplen funciones en sus casas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/LU7AYLWVZFBKDIKSFVX64EEX6Y.jpg

Los caseros de oro de Ibáñez

El del exdiputado colorado José María Ibáñez es un caso que sirve para graficar los niveles de corrupción grotesca de la clase política paraguaya.

El legislador colorado se vio obligado a renunciar apenas semanas después de haber iniciado el actual período legislativo.

PUBLICIDAD

El caso de Ibáñez comenzó en el 2013, cuando en su calidad de diputado pidió la contratación de Favio Gómez, Viviana Falcón y Éver Falcón para prestar servicios en la Cámara de Diputados en calidad de auxiliares administrativos. En agosto de ese año fueron contratados, pero luego se descubrió que en realidad trabajaban como caseros en su quinta de Areguá. Ibáñez certificó documentos a través de los cuales se confirmaba la asistencia de los tres a la Cámara de Diputados, aunque luego se corroboró que no asistían.

Los tres caseros de Ibáñez figuraban como “contratados” en Diputados con un salario de G. 2.500.000.

Uno de ellos fue interceptado inicialmente por un equipo de ABC Color y con ropas de trabajo campestre confirmó ser empleado de los Ibáñez pero negó ser un “planillero”. Aseguró que recibía un sueldo de G. 1.000.000 mensuales de sus patrones como casero.

De ser cierta la breve explicación, alguien incluyó los nombres de los tres trabajadores domésticos en la nómina de funcionarios de la Cámara de Diputados de manera inconsulta y, además, estaba cobrando mensualmente un total de G. 7.500.000. Mientras tanto, José María Ibáñez pagaba una cifra sumamente inferior a sus caseros.

Posteriormente, ya durante el proceso penal iniciado como consecuencia de las denuncias periodísticas, se pudo comprobar que Lorena del Pilar Plabst de Ibáñez, esposa del parlamentario, depositaba en su propia cuenta bancaria los cheques correspondientes a los salarios de los tres caseros.

En 2018, Ibáñez fue beneficiado con suspensión de procedimiento. Se salvó de una pena carcelaria de hasta ocho años con una multa.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD