Ejecutivo promulga Ley de Atención Integral a las personas con cáncer

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, promulgó ayer la Ley de Atención Integral a las personas con cáncer, sancionada por el Congreso en diciembre del año pasado. La normativa busca garantizar a toda la población el acceso a una atención integral y de calidad ante la lucha contra dicha enfermedad. También prevé fondos especiales para los pacientes.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XRWOJKIAZVGADIZSI5WNAYBHN4.jpg

“Gracias por este mensaje! La Ley de Atención Integral a las personas con cáncer fue aprobada por el Congreso, ya la promulgamos y acaba de ser publicada. Un fuerte abrazo para todos!”, expresó ayer el presidente Mario Abdo Benítez, en un mensaje en las redes sociales a la Asociación de Pacientes con Cáncer y Familiares. De esa manera, el Mandatario anunció la promulgación de la ley que aprobó la Cámara de Senadores el 13 de diciembre del año pasado.

La ley promulgada por el Ejecutivo N° 6.266 del 27 de diciembre de 2018 plantea la creación del Programa Nacional del Control del Cáncer para garantizar a toda la población el acceso a una atención integral y de calidad ante la lucha contra dicha enfermedad. Se otorgan al Instituto Nacional del Cáncer (Incan) nuevas funciones para que existan protocolos de tratamiento efectivos en todo el sistema de salud.

Además se plantea la creación de un Fondo Solidario para la Atención Integral a las Personas con Cáncer, administrado por el Incan. El principal impulsor fue el senador Pedro Santacruz (PDP), quien padeció y luchó contra la enfermedad dentro del sistema de salud pública y donde observó las falencias existentes.

PUBLICIDAD

La normativa tiene por objeto garantizar a toda persona el acceso oportuno y de calidad a una atención de salud digna e integral ante el cáncer, lo que comprende la promoción, prevención, detección precoz, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación, salud mental y cuidados paliativos.

“Este pedido obedece a la imperiosa necesidad de tratar la enfermedad, con el objeto de brindar una respuesta nacional, inmediata, ante la enorme carga sanitaria, social y económica que representa el cáncer en sus diversas formas”, es el argumento principal del documento.

La normativa, que tuvo algunas modificaciones en la Cámara de Diputados, estipula el financiamiento de las entidades binacionales y los impuestos que generen los productos derivados del tabaco e incluso impuestos a las bebidas alcohólicas.

Consideró además fondos en el Presupuesto General de la Nación en el orden de G. 112.000 millones. También prevé la creación de un Fondo Solidario que será capitalizado con el equivalente al 40 por ciento de las trasferencias que el Fonacide destina al Ministerio de Salud de G. 64.000 millones.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD