El Presidente reemplaza a varios jefes de las Fuerzas Armadas de la Nación

El presidente Franco relevó ayer a los comandantes del Ejército y la Armada, Gral. Garcete y almirante Benítez, respectivamente. Es el primer corte de cabezas en las FF.AA. ejecutado por el nuevo Jefe de Estado, y la causa sería que los citados militares

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/S56DISWMCNAEDH5BPJQEBEADM4.jpg

En su primera reunión de Comando en Jefe, Franco dispuso el nombramiento del Gral. de División Jorge Francisco Ramírez Gómez en la jefatura del Ejército en reemplazo del Gral. de Ejército Adalberto Ramón Garcete Martínez, y del vicealmirante Pablo Ricardo Luis Osorio Fleitas en la comandancia de la Armada, en sustitución del almirante Juan Carlos Benítez Fromherz. Asimismo, cambió a su jefe de Gabinete Militar, que ahora es el Gral. de Brigada Juan Carlos Vega Vargas, en vez del Gral. de División Ángel Alcibiades Vallovera Antúnez, y al comandante del Regimiento Escolta Presidencial, donde designó al Cnel. Juan José Casaccia Furiasse, quien vuelve a la unidad, en reemplazo del Cnel. Freide Emilio Amarilla Alarcón.

El Presidente no habló sobre los motivos de las remociones que ordenó en el Ejército y la Armada, pero fuentes militares y políticas indicaron que la decisión refuerza la versión de que los jefes de las citadas fuerzas habrían dudado en tomar una postura institucional ante el planteamiento que les habría hecho el entonces presidente Lugo de que los militares salgan a las calles para evitar el juicio político. Al supuesto planteamiento de Lugo, el Gral. del Aire Miguel Christ Jacobs, comandante en ejercicio en ese momento de las Fuerzas Militares, habría pedido al exobispo que expida una orden escrita. El Gral. (SR) Lino Oviedo, en el día de la asunción de Franco, dijo que Lugo trató de presionar a los jefes militares y acusó a los cancilleres de la Unasur de haber intentado que los uniformados se rebelen para evitar la remoción de Lugo. Oviedo dijo que de sus afirmaciones se podrían consultar a Christ Jacobs, pero este dijo a la prensa que nadie le había pedido nada en el día del impeachment.

Las Fuerzas Militares desde el inicio del juicio político y en el mismo día de la condena política de Lugo emitieron sendos comunicados en que aclaraban que iban a ajustarse a la Constitución, con lo que dejaban en claro que no iban a inmiscuirse en la crisis política.

PUBLICIDAD

En las Fuerzas Armadas se esperan más cambios en los próximos días.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD