El silencio se impone en Paraguay sobre los “Papeles de Panamá”

Renuncias de altos mandatarios, investigaciones fiscales y numerosos procedimientos se han desatado a nivel global desde que comenzaron a ser revelados los descubrimientos de los “Papeles de Panamá”. Pero en Paraguay, instituciones encargadas del control financiero e impositivo y el Ministerio Público se han llamado a silencio sobre los casos que han salido a la luz.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/KKQVDBDLQZGF3NINKNADDF2ZQA.jpg

Menos de 48 horas aguantó Sigmundur David Gunnlaugsson, el primer ministro de Islandia, antes de presentar su renuncia al cargo luego de que la investigación global denominada “Papeles de Panamá” (o Panama Papers) revelara que había utilizado una empresa establecida en un paraíso fiscal para sacar dinero de su país durante la crisis económica.

Fue la primera gran víctima del trabajo colaborativo de cerca de 400 periodistas de todo el mundo y encabezado por el diario alemán Süddeutsche Zeitung y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés).

Se desataron sismo político en Islandia, investigaciones en Francia, España y Australia, indignación en Rusia. En nuestra región, las repercusiones no tardaron mucho tiempo en llegar.

En Argentina, el presidente Mauricio Macri fue imputado por sus vínculos con una offshore de la que no habló en su declaración jurada de bienes. En Uruguay, la Dirección General Impositiva decidió abrir una investigación a varias empresas por indicios de evasión impositiva.

En Venezuela, donde varios chavistas figuraban entre los salpicados, Nicolás Maduro ordenó una investigación a fondo. Lo mismo pasó en Ecuador, Perú, Costa Rica y México.

Luego de que se iniciaran las publicaciones, también se desataron varios allanamientos a las diferentes sedes de Mossack Fonseca, el estudio panameño que es centro del escándalo por haber facilitado que personajes de todo tipo crearan empresas para esconder grandes cantidades de dinero. El último gran allanamiento se realizó en Panamá.

Silencio cómplice

En Paraguay, a diferencia de otros países de la región, el silencio ha sido el denominador común entre las autoridades que deberían tomar intervención. Ni el Ministerio Público, ni la Subsecretaría de Estado de Tributación, ni la Secretaría de Prevención de Lavado (Seprelad), ni el Banco Central del Paraguay (BCP) han amagado siquiera el inicio de investigación alguna luego de más de dos semanas de publicaciones.

Desde el pasado 3 de abril, ABC Color ha revelado casi una veintena de casos vinculados a Paraguay en el marco de las investigaciones de los Papeles de Panamá.

Familias vinculadas a la dictadura stronista, empresarios que dejaron por escrito su intención de evitar pasar “fiscal y bancariamente por Paraguay”, dirigentes del fútbol, políticos, empresarios de medios de comunicación y hasta firmas que realizan exploración minera han aparecido vinculadas a firmas de portafolio creadas en paraísos fiscales. Las autoridades no han dicho siquiera una palabra sobre la cuestión, ni tan siquiera una consulta al equipo de nuestro diario que se encarga de la investigación.

Números paraguayos

De las más de 214.000 offshores que aparecen filtradas en el caso “Panama Papers”, en Paraguay se visualizan unas 127 compañías, 33 accionistas, 9 clientes finales y 4 beneficiarios domiciliados en Paraguay según la base de datos de la empresa panameña Mossack Fonseca.

Sin embargo, hemos hallado más empresas offshore vinculadas a firmas o empresarios paraguayos, o extranjeros que operan en Paraguay. Nuestro equipo ha hallado al menos una docena de cuentas –que no están en este listado– y que fueron abiertas desde otros países tales como Panamá mismo, Uruguay en su mayoría; otras operaciones fueron generadas desde ciudades como Miami o inclusive se dataron en los mismos paraísos fiscales.

Se han hecho búsquedas vinculadas a aproximadamente unas 300 personas y empresas del Paraguay, personas ubicadas en todos los rubros: económicos, políticos, judiciales, legislativos. También se han incluido ciudadanos con procesos judiciales y condenados además de buscar posibles testaferros en las búsquedas. Los lectores usaron también un correo datos@abc.com.py al cual acercaron varios nombres de personas y/o empresas.

Todos estos últimos hallazgos están siendo chequeados para sacar en una segunda etapa que –creemos– será reforzada por la propia búsqueda que cada ciudadano de este país podrá hacer en la base de datos que será revelada en un par de semanas.

En los primeros días de mayo se dará a conocer la base total de empresas, accionistas, beneficiarios, clientes e intermediarios que abrieron offshores en alguno de los 21 paraísos fiscales del mundo. La dirección donde se subirá la totalidad de la información es la misma que ya hoy día alberga otras bases de datos: www.icij.org, en los Estados Unidos y bajo la tutela del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Búsquedas y publicaciones seguirán

Hoy cerramos la primera etapa para seguir revisando miles de correos electrónicos, planillas electrónicas, html, audios, fotos y pdf que son imposibles de chequear porque son hallazgos recientes mientras estaban en curso las publicaciones. La intención es no dejar sin revelar ni un solo caso que deba ser puesto bajo el escrutinio público por alguna sospecha de comisión de ilícitos. La intención también es preservar el buen nombre de aquellos que hicieron estas operaciones –legales– con el objetivo de hacer transacciones lícitas. A estas alturas, hacer esta distinción depende exclusivamente de todos los papeles vinculados a la apertura de cada una de las empresas.

Con algunas excepciones, casi todas las offshore vinculadas a Paraguay prefirieron ocultar los verdaderos beneficiarios finales detrás de panameños que fungieron de accionistas de las empresas. ¿El motivo? Es lo que revisamos hurgando en los documentos. Hay casos donde se deben revisar uno por uno centenares de correos electrónicos, planillas, informes, etc; hay otros casos donde el volumen de una sola empresa es tan grande que no entraría en un solo pendrive de 32 GB (solo para dimensionar el tamaño de algunos archivos).

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05