El titular del Congreso privatiza calle para que estacionen altos funcionarios

Con una resolución ilegal, el presidente del Congreso, Silvio “Beto” Ovelar (ANR, Añetete), dispuso en setiembre pasado que un grupo de 27 directores superiores estacionen sus vehículos sobre la calle 14 de Mayo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/FXKT7AHARFC4DJX6VNK2UKONOA.jpg

La disposición surge en contravención con las ordenanzas de la Junta Municipal sobre la utilización de los espacios públicos para fines recreativos y educativos y con la ordenanza sobre espacios reservados.

Desde la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Asunción informaron que no existe una disposición municipal que autorice la ocupación de la calle 14 de Mayo para estacionamiento de vehículos.

Óscar Leguizamón, director de la Policía Municipal de Tránsito de Asunción, informó que la calle 14 de Mayo está liberada al tránsito vehicular y que solamente se cierra en casos de manifestaciones o anuncios de las mismas, por una cuestión de seguridad del Congreso.

PUBLICIDAD

Sin embargo, dijo desconocer que los espacios sean utilizados con exclusividad por los funcionarios del Congreso mediante una resolución de Ovelar. Según la Resolución N° 439, el presidente del Congreso resolvió designar a 27 privilegiados funcionarios en “uso de sus atribuciones”. Sin embargo, la Constitución Nacional no establece la facultad de disponer de un espacio público a un presidente del Congreso.

El Congreso debe solicitar los espacios de estacionamiento que deseen reservar y luego pagar el canon. Intentamos tener la versión del senador Ovelar, pero el mismo se excusó diciendo que se encontraba en una audiencia y que en una hora atendería la llamada. Sin embargo, luego no lo hizo.

La resolución se habría actualizado con la administración del abdista designando así a altos funcionarios quienes son exceptuados de pagar una tarifa por estacionamiento, de entre G. 7.000 a G. 10.000 la hora en la zona, a pesar de los altos salarios que perciben.

Entre los privilegiados funcionarios aparecen Rubén Vázquez Miranda, director general de Administración y Finanzas con salario de G. 28.800.000; Lilian Hidalgo, directora general del Diario de Sesiones, con un salario de G. 23.700.000; Ruth Benítez, directora general de la presidencia, con un sueldo de G. 21.600.000.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD