Era prudente la admisibilidad

Los ministros de la Corte César Garay Zuccolillo y Sindulfo Blanco votaron en disidencia. “No se observan deficiencias en la presentación de los impugnantes, por lo que corresponde darle trámite de Ley y substanciar la Garantía Constitucional, oyendo a la Fiscalía General del Estado, parte esencial en causas de esta naturaleza”, señala Garay Zuccolillo. Añade que para el rechazo cabe únicamente cuando surge la palmaria, notoria e inexcusable improcedencia por defecto de forma de la acción.

Blanco refirió que: “considerando que la presente acción no transita dentro de lo que se conoce como ‘cuestión no justiciable’, a más de las afirmaciones precedentemente referidas y teniendo en cuenta que la objetiva discusión meritoria de la vulnerabilidad o no de disposiciones constitucionales, que deberían analizarse necesariamente al momento de referirnos al fondo de la cuestión, este ministro no encuentra motivos para proceder al rechazo ‘in limine’ de la presente acción”.

Expresó que ante “el eventual rechazo “in limine” de la presente acción se tiene que el no estudio del fondo de la cuestión y el rechazo liminar de la misma importaría que en ciertas resoluciones que modifiquen actos reglamentarios de rango Constitucional, adquieran vigencia en razón al resultado natural de ratificación que implica el harto aludido rechazo “in limine” por lo que considero prudente la admisibilidad”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD