“Escombros” degradan al Parlamento

“Detrás de cada gran fortuna hay un gran crimen”, señaló el inigualable creador francés de la escuela realista Honoré de Balzac (1799-1850). Este es el caso de toda una “familia escombro”: la de Alfredo Stroessner y sus descendientes, que por varias generaciones vienen disfrutando de los “fueros multicolores” y viviendo con privilegios dentro de un sistema creado por ellos. La “tierna podredumbre” representada por “Goli” abraza la misma causa y el mismo pensamiento, opera y vive con toda la fortuna espuria con encubridores en cada esquina, glorificando el jolgorio patoteril del modelo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD