FF.AA., convocadas ante la amenaza de motines y fugas

El ministro del Interior, Carmelo Caballero, manifestó que las Fuerzas Armadas están atentas para resguardar algunos lugares como penitenciarías del país, pero aclaró que la custodia de la marcha por los derechos humanos del lunes próximo estará a cargo de la Policía Nacional. Fue luego de reunirse ayer con el vicepresidente de la República, en ejercicio de la Presidencia, Óscar Denis Sánchez.

El secretario de Estado recalcó que la participación de los militares en el refuerzo de la seguridad en los próximos días se circunscribirá a resguardar las cárceles del país.

Dijo igualmente que 12.000 efectivos de la Policía Nacional serán movilizados para brindar seguridad durante las festividades de Caacupé, así como en los partidos del campeonato de fútbol, que se jugarán hoy y el domingo; las elecciones internas del Partido Colorado y la marcha de organizaciones de derechos humanos y de la sociedad civil que realizarán el lunes 10 de diciembre en recordación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En esa movilización se presume que habrá infiltrados para generar desestabilización, según habían adelantado.

Caballero señaló que ante esos compromisos que se avecinan y que congregarán buena cantidad de personas, se recurrió a las Fuerzas Armadas para solicitar refuerzo de la seguridad en las cárceles ante posibles amotinamientos o intentos de fugas de reclusos. “Para las marchas resguardará la Policía, e inclusive dentro de las primeras líneas estarán policías sin armas, de tal modo a garantizar la libre expresión de los manifestantes”, puntualizó.