Fiscalía brasileña habla de Messer, Basa y remesas desde el Paraguay

La fiscalía brasileña emitió otra orden de prisión para un empleado del Banco Paulista acusado de haber intermediado operaciones con doleiros que delataron a Darío Messer. Apuntan a lavado de dinero cometido con reales importados desde el Paraguay.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/5PT3WG54ANF3VBOGMQNPRBJIY4.jpg

Paulo César Haenel Barreto, del Banco Paulista de São Paulo (Brasil), ya está preso actualmente en Curitiba. Desde el viernes, tiene un segundo mandato de prisión, a pedido del Ministerio Público Federal de Río de Janeiro. El equipo de fiscales paulistas del caso Lava Jato ya lo acusó de intermediar operaciones de dólar con los doleiros Juca y Tony, ambos del equipo de Darío Messer. El comunicado asegura que el Banco Paulista está investigado por la importación de reales en especie, que salieron de Paraguay.

El comunicado del Ministerio Público Federal (MPF) puede leerse en su página oficial: http://www.mpf.mp.br/rj y dice: “La investigación en curso en Río de Janeiro tiene como objetivo profundizar los hallazgos del Banco Central (BACEN) relacionados a posibles actos de lavado de dinero practicados por el Banco Paulista en la importación de reales en especie de Paraguay”.

“La denominada ‘importación de moneda nacional’ consiste en el transporte físico de efectivo de Paraguay para Brasil. Se trata de una operación legal y oficial, regulada por el Banco Central, donde una institución extranjera vende los reales recibidos en el comercio local de vuelta a instituciones financieras del Brasil. En contrapartida, recibe en un banco en el exterior, en dólares, por los valores entregados en efectivo”, añade.

PUBLICIDAD

“De acuerdo con el Banco Central, fueron encontradas diferencias entre los valores importados por el Banco Paulista y aquellos que son producidos en el comercio local, habiendo sospechas de que la operación estaba siendo hecha para lavado de dinero”.

“Siempre de acuerdo a BACEN, uno de los principales exportadores de reales sería el Banco Basa (antiguo Banco Amambay), de propiedad de Horacio Cartes –expresidente de Paraguay y muy ligado a Darío Messer, apuntado en la operación Cambio Desligo como principal articular del esquema”, dice textualmente el material.

Banco Paulista en la mira 

Paulo Barreto, el funcionario preso, aparece en el sistema operativo contable que usaba el equipo Messer bajo el código BP (Banco Paulista) y los fiscales aseguran que realizó diversas operaciones ilícitas de compra y venta de dólares, habiendo operado por un valor total de 3.800.000 dólares en un período comprendido entre 2011 y 2016.

Sigue el comunicado diciendo que con el despliegue de la Operación “Cambio Desligo”, en mayo del año pasado donde hubo pedido de prisión para 47 doleiros que actuaban en todo el país, se reveló que realizaban operaciones de divisas con dólar en los más diversos lugares del mundo, “en una verdadera red paralela para el movimiento de activos financieros”.

“En ese gran esquema, Paulo Barreto operaba para él mismo y para terceros, actuando como un intermediario, y realizó diversas operaciones de compra y venta de dólares. De acuerdo con la Fiscalía, habría lavado a través de cuentas en paraísos fiscales que operaba en conjunto con operadores financieros del exgobernador Sergio Cabral”.

“En la investigación en curso en Curitiba, se busca develar la actuación de Paulo como funcionario del Banco Paulista, en la realización de contratos ficticios en nombre del banco relacionados a la persona jurídica Odebrecht. Mientras, en Río de Janeiro se investiga la actuación de Barreto en la simulación de capital propio, en la que envolvió inclusive a sus familiares”.

“Importación de reales”

El comunicado del MPF establece, además: “La red estructurada por Messer, Juca y Tony fue utilizado por al menos otros 46 doleiros. Las operaciones dólar-cable son una forma de mover recursos de forma paralela, sin pasar por el sistema bancario. Usualmente, funcionarios públicos corruptos compran dólares en el exterior en empresas que necesitan comprar reales en especie en Brasil, para corromper a otros funcionarios públicos. Para que la operación funcione, es preciso una extensa red de contactos para cruzar las operaciones de compra y venta, lo que era intermediado por los doleiros Juca y Tony”.

El comunicado salió el día viernes del Ministerio Público Federal, Procuraduría de la República de Río de Janeiro, y puede leerse en la página de la Fiscalía, http://www.mpf.mp.br/rj.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD