“Giuzzio es un figuretti, con tal de salir en la prensa”

El polémico coronel Heriberto Galeano, ex comandante del Batallón Escolta Presidencial, visiblemente molesto por la indefinición de su causa por supuesto enriquecimiento ilícito, denunció al fiscal Arnaldo Giuzzio y al juez Alcides Corbeta en declaraciones a ABC.

–Al final, ¿por qué lo involucró el fiscal Giuzzio?

–Ese fiscal Giuzzio es un figuretti. Con tal de salir en la prensa, hace cualquier cosa. Hicimos tasar mis propiedades. El tasador del fiscal calculó al precio de hoy, sin tener en cuenta el precio original por el que yo compré.

–¿Por cuánto lo imputó Giuzzio?

–Por 1.200 millones de guaraníes. No tiene ni pies ni cabeza. El juez Alcides Corbeta me tiene con esa causa desde noviembre. Yo pedí mi sobreseimiento libre definitivo. No me da. El fiscal pidió prórroga porque no tiene de qué acusarme, y el juez “cajonea” el expediente porque me dicen en el Palacio de Justicia que le tiene miedo a Giuzzio. Otros me dicen que quiere plata. Yo no sé cuál es la verdad, pero lo cierto es que me tienen colgado desde hace un año y 8 meses. Todo lo que me sucede es producto de una intriga.

–¿De quién?

–De gente que me tiene envidia, que celaba por mi proximidad con el Presidente, porque donde yo comandé mejoraron las cosas y, posiblemente, era un mal ejemplo para otros que no hacen méritos. La prueba es que no pudieron encontrarme nada, a pesar de todo lo que publicaron en la prensa sobre mí.

–¿Usted también tiene una causa por acoso sexual?

–Esa causa ya está archivada. Fue producto de otra intriga. Imagínese, me acusaron de acoso ¡a una señora de 56 años! La señora, por escribanía, dijo que jamás me denunció. Nadie se hizo responsable, páginas y páginas en la prensa. Era todo mentira.

–¿Y el caso de los fonopinchazos?

–Vino una acusación formal cuando ya estaba como comandante de la Primera División de Infantería. Allanaron mi casa de Lambaré. No encontraron nada. Encontraron el aparato de radio Yaesu (aficionado). Creyeron que tenía equipos de escucha porque vieron una antena en mi casa, como si fuera que hoy en día se puede captar conversaciones telefónicas por antena.

–¿Usted no tenía un equipo?

–¿Sabe cuánto cuesta un equipo así?

–¿Cuánto?

–Cinco millones de dólares fue el precio que nos ofreció un israelí cuando estaba en el Escolta. ¿De dónde podemos sacar esa plata?

–¿Pero hay un equipo parecido? Se decía de Wasmosy.

–Se decía que tenía la Senad. Hay un equipo que el Presidente hizo desmantelar, ese que estaba en Antelco y metió en un depósito de Mburuvicha Róga. El que diga que las FF. AA. tienen rubro para comprar, miente. Apenas hay 4 hombres que planifican la inteligencia. Son 47 los que cuidan la integridad del Presidente y su familia.

–¿Por qué no declaró 214.000 dólares de ingresos en Chile?

–Eso fue una falta, no un delito. Yo no era ordenador de gastos. Es distinto cuando yo fui comandante. Ahí sí hice mi declaración de bienes.

–¿Y ese incidente en Chile cuando lo expulsaron de la asociación de agregados militares?

–Ese fue un incidente con el Presidente, un almirante ecuatoriano. Yo era el tesorero. El estaba pasado de copas y me pidió bailar con mi pareja. Yo me negué. Nos discutimos. Terminó todo, pero al día siguiente me mandó la nota. Me dijo que tuve una conducta incorrecta. Después nos arreglamos todo. Inclusive tengo un reconocimiento cuando dejé Chile, que firma él. Aquella nota me olvidé en Santiago y usaron ahora en la campaña de difamación en mi contra.

–¿Por qué no salió a aclarar sobre sus casos?

–Porque el Presidente me dijo que me quede en el molde. Yo soy militar en actividad. A lo mejor si yo no estaba en el Escolta no me iba a suceder lo que me está pasando.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD