Golpes de puño entre dos diputados

Los diputados Luis Villamayor (oviedista) y Juan Darío Monges (argañista) protagonizaron ayer una agresión física con golpes de puño durante la sesión de la Cámara de Diputados. A raíz de esto, el titular de la cámara, Oscar González Daher, levantó la sesión y varios temas de interés de nuevo quedaron pendientes. El bochornoso espectáculo fue criticado por varios diputados.


La gresca entre los diputados colorados Luis Villamayor y Juan Darío Monges se dio cuando el primero estaba protestando airadamente contra el trato que dio la Policía Nacional a diputados oviedistas, el lunes por la noche, cuando manifestantes del Frente Patriótico se encontraban en la plaza frente al Congreso.

La vehemencia de Villamayor al parecer molestó a Monges, quien empezó a interrumpir con algunos comentarios. Entonces, Villamayor pidió a Monges que se retire del recinto si no le gusta lo que está escuchando. Seguidamente, se dio un intercambio de epítetos. Ambos se trataron de maleducados y de cobardes. El titular de la Cámara de Diputados, Oscar González Daher, intentó calmar los ánimos, pidiendo a Villamayor que continúe, pero el trato de cobarde entre Monges y Villamayor ya fue subiendo de tono.

Villamayor, entonces, abandonó el atril donde estaba hablando y se dirigió hasta donde estaba Monges. Este también abandonó su curul y ahí se armó una pelea. Monges le propinó una soberana trompada (cross en términos pugilísticos) a Villamayor, quien trastabilló. Monges, al intentar retirarse casi cae al suelo. Interviene un asistente (Alberto Valiente), también el diputado Mario Zacarías, quien -según el video y algunas opiniones- le propinó otra trompada a Villamayor, aunque él dijo que solo intentaba calmar.

En este momento interviene el diputado Carlos Maggi con un soberano golpe al funcionario Valiente y luego se suman más personas para atajar la trifulca. Villamayor también aplicó un golpe a uno de los guardias apostados en el recinto. Entre empujones se rompe el vidrio de una de las ventanas.

González Daher, al verse imposibilitado de calmar los ánimos, resuelve levantar la sesión. Ya separados los contendores, se nota sangre en el rostro de Villamayor. El primero que abandona la sala de sesión es Darío Monges, quien se niega a hablar y se refugia en el despacho del presidente.


VILLAMAYOR SUFRE DESMAYO Y VOMITO

Baja tensión arterial como consecuencia de una crisis nerviosa, fue el diagnóstico dado por el médico Herminio Ruiz Díaz, quien atendió al diputado Luis Villamayor antes de ser trasladado a un sanatorio capitalino, cuando se desvaneció pasado el mediodía.

Explicó que la baja tensión le produjo palidez, desmayo y vómito a Villamayor.


FUE BOCHORNOSO, OPINA FILIZZOLA

El diputado de País Solidario, Rafael Filizzola, calificó de bochornosa la pelea protagonizada por diputados. Dijo que es una falta de respeto a la ciudadanía.

Sostuvo que todos los poderes públicos deberían de estar actuando con la mayor seriedad posible y sobre todo con responsabilidad y de esa manera ‘‘lo que estamos haciendo es decepcionar aún más a la ciudadanía, perder más credibilidad y sobre todo defraudar la confianza de quienes
nos eligieron’’.


SE OFRECE UNA IMAGEN DEL PASADO

El diputado liberal Edgar Ramírez dijo que lo ocurrido es consecuencia de la crispación de ánimos que existe en la Cámara Baja. Lamentó que la institución ofrezca a la ciudadanía una imagen como la de ayer.

‘‘Aquí las discusiones siempre se suelen dar y después se calman los ánimos, pero es la primera vez que se llega a esta situación y que un funcionario tenga que agredir así a un diputado’’, expresó.

Seguidamente dijo no tener palabras para explicar a la ciudadanía lo que significa el episodio que se dio ayer en la sala de sesiones.


‘‘LO ÚNICO QUE FALTA ES BALEARNOS’’

El diputado colorado Luis Talavera lamentó lo ocurrido en la sesión de Diputados. ‘‘Esta es una de las pocas cosas que todavía faltaban para completar aquí nuestra cámara. Después de esto lo único que nos queda es balearnos ahí adentro. Es lamentable lo sucedido. Fue un error del funcionario de haberse inmiscuido en ese tema’’, expresó.

Relató que él estaba al lado de Monges y que trataba de tranquilizarle, ‘‘pero ya no hubo caso de atajar. Es una pena. Dos cosas que faltaban, y ahora falta una más y no estamos lejos de eso’’.

Respecto al funcionario Valiente, Talavera dijo que a lo mejor sus intenciones fueron nada más que parar el enfrentamiento, pero ‘‘salió mal parado’’.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD