Indert pagó G. 46.000 millones por tierras que estarían vinculadas a Oviedo Matto

El gobierno de Federico Franco adquirió el pasado miércoles, a través del Indert, una propiedad de 5.700 hectáreas por un monto superior a los G. 46.000 millones, a razón de G. 10 millones la hectárea. Uno de los accionistas de la firma beneficiada, San Agustín SA, es Lidio Oviedo Moreno, quien sería padre del senador Jorge Oviedo Matto. El pago se hace en momentos que el oviedismo y la Alianza están en plena negociación electoral.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/MEGFX4AOOFHL7K3P4FUAEV22VU.jpg

El Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), a cargo de Ignacio Ortigoza (PLRA), pagó el pasado miércoles 27 de marzo –día de asueto oficial– la suma de G. 46.884.846.163 por una propiedad ubicada en Cordillera, y cuyo costo final está pautado en G. 60.294.298.050.

La firma beneficiada es San Agustín SA, que, según registros de la Abogacía del Tesoro, está conformada por Elvira Cabrera Alonso, María Rosalía García, Lidio Oviedo Moreno, Clara Orué y Fulvia Almada.

Según registros de la policía Nacional, Oviedo Moreno (82) sería padre del presidente del Senado, Jorge Oviedo Matto.

PUBLICIDAD

El cheque de pago fue retirado el miércoles 27, y depositado ese mismo día en la cuenta número 900317204 de Visión Banco, por una persona identificada como Arnaldo Jara, quien sería el contador del partido Unace. Las firmas y el nombre coinciden.

El pago por la propiedad se realizó curiosamente la semana que Unace y el partido de gobierno, el PLRA, reiniciaron negociaciones para buscar el apoyo del oviedismo a la candidatura de Efraín Alegre a la presidencia de la república, este 21 de abril.

La tierra adquirida tiene 5.742 hectáreas y abarca los distritos de Altos y Atyrá.

Las tierras fueron ocupadas en 1999 por personas de buena posición económica que convirtieron el lugar en una zona de casas de descanso. Fue expropiada en 1996, pero esto se anuló en el 2002 debido a que no estaban sujetas a la reforma agraria. Además, pesa sobre la misma una orden de no innovar dictada en el marco de un juicio iniciado por una de las integrantes de la SA, Elvira Cabrera Alonso.

No apta para reforma agraria

La propiedad por la que el Gobierno desembolsó más de G. 46.000 millones en pleno Miércoles Santo había sido expropiada en 1996 a través de la Ley 695.

Sin embargo, en el 2002, la ley fue derogada debido a que las tierras no eran aptas para la reforma agraria.

Curiosamente el Indert insistió en su compra y a fines del 2012, ya bajo la administración de Ortigoza, firmó un contrato de compraventa, y se comprometió a pagar G. 60.294.298.050 por la propiedad, a razón de G. 10.500.000 la hectárea. En julio de 2012 había sido tasada en G. 6.000.000 la hectárea.

nespinola@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD