Informe evidencia intolerancia entre fuerzas durante estado de excepción

Los informes presentados por las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional sobre el operativo conjunto "Py’aguapy" confirman que hubo muchas dificultades de comunicación entre componentes de los mandos de ambas fuerzas durante el estado de excepción. Se reporta incluso que se suspendieron operativos a causa de la descoordinación en la planificación de los procedimientos y se resalta además el enojo de un general porque los policías usaban el uniforme parapara’i de los militares.

El informe de las Fuerzas Armadas, que fue entregado por el presidente de la República, Fernando Lugo, al Congreso, revela que desde el inicio mismo de la misión conjunta se presentaron algunas dificultades para entablar comunicaciones sobre el desarrollo del operativo ejecutado en cinco departamentos en el marco del estado de excepción.   

El primer indicio del ríspido relacionamiento entre los mandos de ambas fuerzas públicas se dio el miércoles 5 de mayo, cuando se reporta que a las 15:00 "Se recibe un mensaje cifrado del señor comandante de las FF.MM. para el señor comandante de las Fza Op Cj en donde se solicita informe si las coordinaciones realizadas entre el Comandante del Comando Operacional y el personal de la Policía Nacional se ha efectivizado, en caso contrario si aún persisten dificultades en estas circunstancias ¿Cuáles son las dificultades? Especificar las causas de las dificultades (sic)".   

Este párrafo de la página 21 del informe militar evidencia que existían muchos problemas para concretar una armónica y fluida relación entre los mandos militares y policiales, que se mostraban hasta intolerantes entre sí.   

A partir de allí, se notó una total falta de confianza entre los representantes de las fuerzas incluso para la ejecución de importantes procedimientos, a raíz de las infantiles rencillas que había.   

Incluso, en la página 55 del informe, que habla del sábado 22 de mayo, se reporta la suspensión de una "Operación específica planificada" debido a una grave descoordinación.   

El dosier, con respecto al punto, dice en una parte que a las 18:00 se convocó a una "Reunión en la Sala de Guerra de la 4ª DI del comando Operacional con todos los elementos de maniobra para tratar aspecto relativo a una Operación específica planeada (sic)".   

A las 18:10, se menciona que "Se suspende la operación planificada por AUSENCIA DEL PERSONAL POLICIAL para la referida acción".   

Incluso, se detalla a continuación que el encargado de designar a un emisario para la reunión conjunta era el Crio. Gral. Victorino Martínez, pero que este mantuvo su celular apagado a los militares que intentaban comunicarse con él. Entonces, "durante la jornada del día no aparece ningún personal policial" y "se aborta el operativo planificado", reza el dosier.

ileguizamon@abc.com.py - eferreira@abc.com.py