Intentarán audiencia en caso Pablo Medina

Por tercera vez, se intentará llevar adelante la audiencia preliminar para Vilmar “Neneco” Acosta Marques, sindicado como autor moral del asesinato del periodista de ABC Color en Curuguaty, Canindeyú, Pablo Medina Velázquez.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/AVXTHCKKURCKHKORLFK3IIKF3E.jpg

El juez penal de garantía de esta ciudad, Carlos Martínez, confirmó que este jueves se realizará la audiencia, y que esperan que ya no haya otra chicana de la defensa.

“Nos estamos preparando para viajar a la ciudad capital, vamos a volver a intentar llevar adelante esta diligencia. Es la tercera vez que lo vamos a intentar, esperemos hacerla ya”, refirió el magistrado ayer al ser consultado al respecto.

El juez viajará a Asunción para dicha audiencia atendiendo a que el presunto narco asesino no puede ser trasladado a Curuguaty, debido al peligro de que sea rescatado por sus capangas.

PUBLICIDAD

El 1 de diciembre último se había fijado la audiencia por segunda vez y, por chicanas de la defensa, quedó suspendida, por lo que el juez Martínez volvió a señalarla para este 23 de febrero, teniendo en cuenta que ya se debe apurar el caso, dijeron. Durante la audiencia, el magistrado Martínez deberá resolver si el narcopolítico va a ir a un juicio oral y público o no. Se habla de que habría presiones políticas en el marco del proceso.

Trascendió que su conocida protectora, la diputada Cristina Villalba de Abente (ANR), cercana también al presidente Horacio Cartes, estaría ejerciendo presiones para de esa manera proteger al exintendente de la fronteriza ciudad de Ypejhú, acusado del doble crimen y por narcotráfico. La audiencia será el Palacio de Justicia y estarán los fiscales Vicente Rodríguez y Sandra Quiñónez, de antisecuestros, informaron.

Vilmar Acosta está acusado por el Ministerio Público de ser el principal ideólogo de la muerte de Pablo Medina y su acompañante Antonia Almada, ocurrida el 16 de octubre de 2014, en la comunidad indígena Itanarãmi, distante unos 10 kilómetros de Villa Ygatimí, cuando regresaba de una cobertura en el asentamiento Crescencio González.

Según datos de la investigación, Vilmar y otros integrantes de la rosca mafiosa de la frontera decidieron acabar con la vida del comunicador durante una reunión llevada a cabo en la ciudad de Ypejhú, en donde habrían decidió asesinarlo, teniendo en cuenta que las constantes publicaciones de Pablo molestaba los negocios turbios de Vilmar y su entorno, trascendió.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD