Joven que perdió el ojo derecho denuncia a policías ante fiscalía

José Emmanuel Alarcón Espínola (28 años) denunció, con el patrocinio de tres abogados de Codehupy, la brutal represión policial en la que se vio envuelto el pasado 31 de marzo, que terminó en lesión grave debido a que perdió el ojo derecho. El mismo solicita que los efectivos sean individualizados y castigados por lesión corporal en el ejercicio abusivo de funciones.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/J2IR25HJCFAETLBBYAAF3RPIPQ.jpg

Alarcón fue representado por los abogados Óscar Ayala, Sonia Von Lepel y Mirta Moraga, en la sede de la Unidad Especializada de Derechos Humanos del Ministerio Público, debido a que todavía se encuentra en recuperación por sufrir la enucleación ocular (extirpación del ojo).

Según la denuncia por lesión corporal en el ejercicio de funciones públicas, agravado por el resultado de una lesión grave, José Emmanuel se vio envuelto en la represión por el solo hecho de haber salido de su casa a comprar alimentos.

El hombre perdió el ojo derecho debido a un balín de goma disparado a corta distancia (unos tres metros) que se alojó en el ojo cuando intentaba visualizar al grupo de policías que reprimían a manifestantes en la zona de Mariscal Estigarribia, entre Caballero e Iturbe.

PUBLICIDAD

Alarcón relata que corrió de efectivos policiales ese viernes 31 de marzo, aproximadamente a las 23:30, al igual que otras personas que se encontraban en un bar de la zona. “Me agacho para guarecerme y al levantar la cabeza para ver cómo estaba la situación, sentí un impacto en el ojo derecho, pero por el shock no logré dimensionar, pero una persona se acercó y me dijo que estaba sangrando”, relata en su denuncia.

En otro punto, contó que fue auxiliado por estudiantes de Medicina en la Plaza Uruguaya, pero le recomendaron ir inmediatamente a Emergencias Médicas por la gravedad de la herida, lugar al que fue llevado por una pareja que le auxilió. Finalmente, dijo que tuvo que sufrir la extirpación del ojo por el alojamiento de un balín, para “no perder otros miembros”.

La abogada Sonia Von Lepel exigió que el Ministerio Público individualice al autor de la lesión grave y éste sea castigado. Además, proporcionó nombres de comercios que tienen videos de circuitos cerrados del lugar. 

La causa cayó con el fiscal Santiago González Bibolini.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD