La cúpula castrense evita tratar nulidad de leyes de justicia militar

Los jefes castrenses se mantienen en silencio respecto a la supuesta nulidad de las leyes 840, 843 y 844, del sistema de justicia militar, promulgadas en 1980 pero que no fueron publicadas en la Gaceta Oficial. Ni el comandante de las FF.MM. ni el presidente de la Corte Suprema Militar se hicieron encontrar.

La cúpula castrense evita hablar sobre la nulidad de las leyes 840 Orgánica de los Tribunales Militares, 843 del Código Penal Militar y 844 del Código de Procedimientos Penal Militar en tiempo de paz y guerra.

El defensor Adjunto del Pueblo Édgar Villalba, denunció que las tres normas promulgadas en 1980, hace más de 35 años, nunca fueron publicadas en la Gaceta Oficial tal como manda la Constitución y por tanto son nulas. Como consecuencia de la nulidad de estas leyes, todo el sistema de justicia militar que está apoyada en esas normas, así como las sentencias que dictó, quedan invalidados.

El comandante de las Fuerzas Militares Gral. Luis Gonzaga Garcete y el presidente de la Corte Suprema Militar Gral. Pastor Agüero prefirieron ayer mantenerse en silencio. El primero no atendió las llamadas. En el caso de Agüero, una persona que no se identificó atendió y quedó en hacer llegar el mensaje al general, quien en ese momento estaba en una reunión.

Villalba también remitió una nota al presidente de la Corte Militar para advertir de la situación, pero tampoco recibió respuesta.

Se deben publicar

El defensor del pueblo Adjunto sostiene que las mencionadas leyes militares seguirán siendo nulas hasta tanto no sean difundidas a través de la Gaceta Oficial. Recién tendrán vigencia desde el momento de su publicación y no tendrá carácter retroactivo.

El artículo 213 de la Constitución señala que: la ley no obliga sino en virtud de su promulgación y su publicación”.

El Código Civil indica que “las leyes son obligatorias en todo el territorio desde el día siguiente al de su publicación... ”.

Militares libres

El defensor adjunto del Pueblo, Édgar Villalba, advirtió que la nulidad de las tres leyes que componen el sistema de justicia militar tendría serios efectos en la institución.

Explicó que al no estar vigentes esas normas bajo las cuales se procesó y se ordenaron penas a militares, todas las sentencias quedan anuladas porque el marco jurídico no existe. Eso implica que todos los detenidos podrían quedar libres.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05