Las llamadas nunca aclaradas de Villalba

Una comunicación de casi doce minutos sostuvieron Vilmar “Neneco” Acosta, entonces intendente de Ypejhú, y la diputada colorada Cristina Villalba, dos días después del atentado contra el periodista Pablo Medina. La llamada se produjo minutos después de que una comitiva fiscal-policial allanara la propiedad de “Neneco”. La legisladora había declarado a un programa de televisión que solo habló con Vilmar “por el tiempo de un minuto”.

De acuerdo a las investigaciones de la fiscalía, el sábado 18 de octubre, dos días después del crimen, Vilmar llama desde Ypejhú a Cristina Villalba que se encontraba en La Paloma, ambas ciudades del departamento de Canindeyú.

La llamada de Acosta (0983614632) a Cristina (0981377312) se realizó a las 7:58, justo después de que fiscales y policías procedieron a allanar su propiedad. La comunicación duró 9 minutos y 18 segundos. Luego, aparentemente se corta la llamada y es allí que la diputada devolvió la llamada a “Neneco”. Esta comunicación duró 2 minutos con 41 segundos. En total la comunicación entre ambos duró 11 minutos, 59 segundos.

De este cruce de llamadas se deduce que hablaron un tiempo considerable y en un momento candente de la investigación, ya que todo empezaba a apuntar al clan Acosta Marques. La diputada había asegurado a medios de comunicación que la comunicación fue corta.

PUBLICIDAD

En su declaración ante la fiscala Sandra Quiñónez, Villalba mencionó que la llamada fue dos días después del asesinato y cerca del mediodía.

Lo concreto es que hasta el momento, solo existe un detenido en la causa de Pablo Medina y Antonia Almada y es el exchofer de Vilmar “Neneco” Acosta, Arnaldo Cabrera López (38), a quien se lo sindica como cómplice.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD