Los ZI montaron todo un mecanismo para facturar

Al frente de la Municipalidad de Ciudad del Este y la Gobernación de Alto Paraná, los Zacarías montaron todo un mecanismo para facturar millones. Empresas vinculadas a su entorno ganaban grandes licitaciones, que al menos en parte se habrían mal utilizado. Con sus cargos públicos, ellos crecieron en fortuna. El senador Javier Zacarías, su esposa Sandra McLeod y su hermano Justo Zacarías son investigados por enriquecimiento ilícito.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/S5YKCJKHPBDA5BJNWFBK6JWLZM.jpg

El senador colorado cartista Javier Zacarías Irún fue intendente esteño desde 2001 a 2007, cuando renunció al puesto. Lo reemplazó su esposa, Sandra McLeod de Zacarías, quien lo nombró asesor ad honorem de la Municipalidad. La intendenta fue destituida en febrero pasado por supuestos hechos de corrupción. Juntos, ellos estuvieron al frente del municipio durante más de 17 años.

El 2013 fue un año clave en el aumento de poder del “clan” Zacarías. El hermano del senador, el actual diputado Justo “Lucho” Zacarías, fue electo gobernador del Alto Paraná. Al mismo tiempo un gran aliado, Horacio Cartes, juraba como presidente de la República. Las concesiones para empresas “amigas” en la Municipalidad y en la Gobernación se dispararon desde entonces.

Paralelamente, el poder adquisitivo de los miembros del clan también fue creciendo. De ser una familia de clase media, los Zacarías-McLeod pasaron a realizar monárquicas fiestas con bombones y bebidas importadas, decoración de flores naturales y otros lujos.

PUBLICIDAD

Entre el 2014 y el 2017 se compraron un avión que lleva las iniciales de los Zacarías Irún y varios departamentos de lujo frente a la playa de Itapema, Santa Catarina, Brasil.

Permanentes viajes a Europa en familia se sumaron la vida de lujo de los Zacarías en los últimos años. Varios inmuebles también fueron adquiridos en Ciudad del Este y otros puntos del país. Construyeron edificios y duplex. Javier Zacarías aumentó el capital de su unipersonal y creó con sus hermanos y amigos dos empresas más, Gestiones del Este e Itapema Constructora. Su hijo, Javier Zacarías McLeod, fue enviado a Inglaterra, donde estudia en una universidad privada. El senador declaró ante la Contraloría que maneja más de G. 5.000 millones en efectivo.

A modo de ejemplificar cómo funcionaba el mecanismo montado en la Municipalidad y la Gobernación, se exhiben en estas páginas once firmas beneficiadas con millonarios contratos pese a los cuestionamientos existentes respecto a la calidad de los servicios prestados. Todo fue ejecutado a escondidas, ya que por disposición judicial, la Contraloría General de la República tenía prohibido fiscalizar el funcionamiento de la Municipalidad de Ciudad del Este y tampoco pudo entrar a la Gobernación de Alto Paraná.

Varias de las millonarias adjudicaciones se realizaron en años políticos, por ejemplo en el 2015, cuando McLeod se recandidató a la Intendencia; y en el 2017 y 2018, cuando Javier Zacarías se postuló a senador y “Lucho” Zacarías a diputado. Parte de la propaganda política del “clan” se pagó con dinero de la Municipalidad, según la Fiscalía.

Javier Zacarías, Sandra McLeod, Justo Zacarías y otros familiares están investigados por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

mariana.ladaga@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD