Luis González Macchi admite que no hizo bien sus deberes

El presidente González Macchi reconoció que predomina la aguda crisis en el país y que muchas veces por falta de dinero no es posible realizar los planes trazados. Admitió que tal vez su gobierno no hizo bien sus deberes y por eso no llegó la anhelada reactivación. Resaltó la ayuda económica de la República de China en Taiwán y anunció que el 16 de agosto venidero estará en Taipei. Pedirá más asistencia financiera aunque no habló de cifras.

En compañía del embajador de la República de China en Taiwán, Bin F. Yen, el jefe de Estado recorrió ayer varias localidades del departamento Central en donde con asistencia de la nación asiática se están llevando a cabo obras para dotar de viviendas a los sectores más desprotegidos. El gobernante resaltó la cooperación que está prestando el gobierno amigo que aportó 4 millones de dólares para la construcción de mil viviendas, según indicó.

Adelantó que tiene prevista una visita a Taiwán el mes entrante para ratificar los lazos de amistad y cooperación. A propósito, indicó que el crédito pendiente de 25 millones de dólares podría oficializarse en la oportunidad, a más de otras líneas de asistencia para nuestro país.

Las construcciones visitadas se ejecutan en predios ya regularizados y las mismas están emplazadas en la jurisdicción de Caacupemí y 2 de Junio, en Capiatá; Las Mercedes y 13 de Agosto en Ñemby; 9 de Marzo y San Roque en Luque, La Esperanza en Lambaré y Stella Marys, Asunción. Varias de estas zonas fueron recorridas por González Macchi. También participó de la gira el ministro de Relaciones Exteriores José Antonio Moreno Ruffinelli.

El costo de cada vivienda, incluida la infraestructura con servicios básicos, el equipamiento y los costos de capacitación, es de 6.250 dólares americanos por unidad. La infraestructura consta de servicios de agua corriente, desagüe cloacal, luz eléctrica, alumbrado público, empedrado de calles y drenaje pluvial, según informó el primer secretario de prensa de la embajada, Víctor Chu. Las viviendas serán unifamiliares, con una superficie de 42 metros cuadrados construidas con materiales tradicionales de buena calidad, según señaló el funcionario. Se prevé además la construcción de centros comunitarios, escuelas, así como el equipamiento de plazas y espacios verdes.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD