Lula definirá hoy ante Lugo si cumple en Itaipú

Los presidentes de Paraguay, Fernando Lugo, y de Brasil, Lula da Silva, se reunirán este lunes en Ponta Porã, localidad fronteriza con Pedro Juan Caballero.

Inseguridad fronteriza, la hidroeléctrica de Itaipú, la extradición de Arrom y Martí y la situación de los "brasiguayos" son los principales temas que analizarán hoy los presidentes de Paraguay y Brasil, Fernando Lugo y Luiz Inácio Lula da Silva, respectivamente. El encuentro se inicia en esta ciudad a las 8:00 y concluirá a las 14:00, aproximadamente.

 

El Gobierno brasileño ofrecerá una vez más su colaboración para combatir la mafia fronteriza, tras haber expresado su preocupación por el atentado que sufrió el senador liberal, Roberto Acevedo. Lula y Lugo intentarán llegar a un acuerdo en esta materia para brindar una seguridad permanente en la zona fronteriza.   


El plan electoral del presidente Lugo, de recuperar la soberanía energética, está cada vez más complicado porque el Gobierno de Lula obstaculiza que nuestro país reciba más energía de Itaipú. El gesto de "hermano" de Lula en Asunción, el 25 de julio de 2009, de construir una línea de transmisión de 500 kv de Itaipú a Villa Hayes, sin costo para el Paraguay, ahora se está complicando porque el vecino país decidió someter a consideración del Mercosur la obra.  


A propósito, un cable de EFE, fechado ayer en Brasilia, da cuenta de que el portavoz de Lula adelantó que uno de los asuntos que se plantearán será la oferta brasileña para construir una línea de transmisión de 500 kilovoltios entre Itaipú y Asunción.    

 

El precio de esa obra había sido fijado inicialmente en unos 250 millones de dólares, que serían financiados por completo por Brasil, sin ningún coste para Paraguay. Baumbach dijo que ahora se pretende que las obras, cuyo coste situó entre 350 y 400 millones de dólares, sean financiadas por el Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur (FOCEM), bloque que ambos países integran junto con Argentina y Uruguay.    

 

Eso supondrá que el proyecto tenga que ser aprobado por los cuatro países, aunque según dijeron a EFE fuentes oficiales, Brasil podría facilitar el trámite y aportar la mayoría o incluso la totalidad del dinero, a través de contribuciones especiales al FOCEM.    


Ingreso de Venezuela   


Dos lecturas se podrían tener del repentino cambio de postura de Brasil:

 

1. Que por motivos de política interna, Lula no quiere ceder con Itaipú en plena campaña electoral porque sus adversarios (como el candidato José Serra) pueden convertir el discurso sobre "la generosidad" brasileña en "fragilidad" y eso podría contribuir a que fracase la candidatura de la oficialista Dilma Rousseff.    

2. Que sea una jugada política brasileña para presionar a Paraguay para el ingreso de Venezuela al Mercosur. Pero se debe tener en cuenta que la decisión de la adhesión del país de Hugo Chávez está en el terreno legislativo, que actualmente está en contra de la política de Lugo.    
  
"Brasiguayos"   


Lula manifestará su preocupación a Lugo por la inseguridad de los "brasiguayos" que viven en territorio paraguayo. Para el Brasil, este tema es muy sensible dentro de su agenda bilateral con Paraguay. El presidente brasileño sabe que Lugo tiene buenas relaciones con las organizaciones campesinas y le pedirá, seguramente, que interceda para relajar la tirantez que sube de tono entre los propietarios de tierras brasileños y los campesinos paraguayos.