Ministra justifica la designación de exyerno

La ministra del Trabajo, Carla Bacigalupo, justificó ayer haber nombrado al exnovio de su hija, el joven economista Darío Muñoz, en la Dirección General de Planificación de la cartera. Sostuvo que se trata de un “chico brillante”, de su entera confianza y que no se trata de nepotismo porque la relación con su hija, Andrea Ribeiro, “terminó” casualmente hace dos meses.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/F3LZYAL6JRETLGLKCHOY2VGZHM.jpg

Así lo manifestó Bacigalupo al ser entrevistada por la radio Monumental 1080 AM con reacción a la publicación realizada en nuestro diario. Días previos, la ministra no quiso hacer declaraciones a nuestro medio.

“La ley de nepotismo no habla de ex (novio)”, dijo Bacigalupo al señalar que la denuncia periodística “no tiene pies ni cabeza”.

Agregó que actualmente Muñoz se encuentra como director interino del Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP), entidad dependiente del Ministerio del Trabajo.

PUBLICIDAD

Laboralistas cuestionan nombramientos 

Por otro lado, la Asociación de Abogados Laboralistas del Paraguay, presidida por Eduardo Pérez Avid, cuestionó duramente ayer en ABC Cardinal 730 AM otras designaciones de Bacigalupo a personas que no reúnen –aparentemente– los requisitos legales. “Prefirió ubicar a sus allegados y correligionarios”, afirmó. 

El gremio fustigó así la designación del viceministro de Trabajo Luis Orué y del viceministro de Empleo Daniel Sánchez. “Como corolario designa al médico y exsenador cartista Julio Velázquez, como miembro del Consejo del IPS en representación del Ministerio de Trabajo”, expresó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD