Ministro Núñez dijo que Dios lo puso en la Corte

El ministro de la Corte Suprema de Justicia Víctor Manuel Núñez dijo que en su cargo lo puso Dios y será sacado “el día que Dios quiera”. Hizo esta afirmación al responder que no teme ser destituido del cargo, por acusar a políticos liberales de conspirar en su contra. Desafió a Blas Llano, Miguel Abdón Saguier y Luis Alberto Wagner a que convoquen a una audiencia pública en el Parlamento Nacional, para discutir jurídicamente sus fallos. Afirmó que si los legisladores lo enjuician políticamente no va a asistir al circo. ¿Quieren que me vaya a los leones?, manifestó a los periodistas durante la conferencia de prensa de ayer. Por otro lado, el alto magistrado señaló que la máxima instancia judicial es un “infierno” y que lo que más quiere es dejar ese “infierno”, pero que no lo va a hacer por cuestiones ajenas a su voluntad.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/6CMLKXI54ZB3PIXF6MKV6OWHHQ.jpg

Núñez convocó a la conferencia de prensa para dar su versión sobre las publicaciones que lo sindican como el ministro de la Corte que en su momento abogó por el intendente de Ypejhú, Vilmar “Neneco” Acosta Marques, quien estaba detenido y procesado por homicidio, luego de encontrarse restos humanos en la propiedad de su padre.

El ministro desde un comienzo habló de una conspiración en su contra. Primero acusó al excontralor general liberal Octavio Airaldi, Llano, Saguier y Wagner.

A Wagner lo acusó de instigar las invasiones de tierra, con fines políticos, cuando era gobernador de Central y él era juez en San Lorenzo. “Como juez he hecho respetar siempre la propiedad privada. Ya de aquel entonces viene la enemistad con Wagner”, agregó.

Con respecto a Saguier, afirmó que el político liberal se tomó con él, cuando la Sala Constitucional anuló resoluciones internas del Senado dictadas por Saguier. Agregó que convocó a jurar como senadores a candidatos que no fueron proclamados por el Tribunal Superior de Justicia Electoral.

PUBLICIDAD

En cuanto a Llano refirió: “Siempre estuvo hablando de que esto, de que aquello. Pero ese grupo es el que quiere mi salida”.

Cuando fue consultado si va a renunciar para no afrontar un eventual juicio político, respondió que “yo iba a renunciar, hasta hoy no renuncio por cuestiones ajenas a mi voluntad. No les voy a decir por qué, ni quiénes me solicitaron que no renuncie. Lo que yo más quiero es dejar este infierno”.

Cuando los periodistas le insistieron quiénes fueron lo que le pidieron, dijo: “No les voy a responder, no tengo la obligación de decirles”.

Al ser preguntado por qué considera a la Corte un infierno, contestó: “Porque se reciben persecuciones de adentro y de afuera”.

PUBLICIDAD

En el infierno

¿Y por qué quedarse en el infierno?, se le consultó y respondió: “Y a veces la obligación ciudadana que uno tiene le impone”.

En otra parte de la larga conferencia de prensa, los periodistas le preguntaron a Núñez si no temía ser destituido del cargo, tras citar los nombres de los supuestos conspiradores.

“Absolutamente no tengo ningún temor, porque estoy diciendo la verdad y soy capaz de probar. Nunca he tenido temor de dejar el cargo, porque el cargo no es mío, yo fui puesto por Dios y voy a ser sacado el día que Dios quiera. Eso dije varias veces y voy a volver a repetir. Los cargos, las autoridades son puestas por Dios y son sacadas por Dios. Entonces, aunque quiera salir, si Él no quier no me va a dejar salir. Así como ya pasó cuando iba a renunciar, por lo visto no era su voluntad. Mucha gente me pidió que no renuncie, entonces decidí esperar un poco más. Bueno, yo no me voy a someter a un juicio político de estos bárbaros, que con cualquier acusación se van y piden que levanten la mano nomás, no saben ni por qué están votando. No me voy a someter al juicio político”, respondió el ministro de la Corte.

Un circo

¿Entonces va a renunciar antes que someterse a un juicio político?, le insistieron los periodistas a Núñez, quien contestó: “¡Cómo quieren que me vaya, che!. No voy a asistir a un juicio político, si eso es un circo. ¿Quieren que me vaya al circo de los leones?”.

Luego, el ministro aclaró que no dijo que todos los juicios políticos sean un circo. “Me estoy refiriendo solo al mío. A los ministros anteriores que fueron enjuiciados de nada les sirvió defenderse”, agregó.

Insistió en que va a renunciar en el momento oportuno. “Ya mi conciencia y mi Dios me van a decir cuál es el momento”, afirmó.

En algún momento de la conferencia el ministro se refirió a la abogada “lata pararã”. Cuando se le preguntó de quién se trataba, contestó: “Hay muchos lata pararã por ahí”. (Se presume que hacía referencia a Kattya González, presidenta de la Coordinadora de Abogados del Paraguay).

Ligereza

Núñez afirmó que lamentablemente se está queriendo aprovechar y se está negociando sobre el cadáver de un prójimo (Pablo Medina), “a quien le mataron cobardemente”. “Están haciendo un festín sobre su cadáver para buscar, no sé qué cosa”, acotó.

Apuntó que Medina se merece su respeto como ser humano, padre de familia, trabajador y periodista “que lamentablemente se dejó llevar por la ligereza. Como mínimo se puede decir que él escribía sobre lo que no sabía, se refería a un expediente que desconocía totalmente. Se refería a hechos en los cuales entró en contradicción”.

Núñez explicó que Medina lo acusó en su publicación de haberse reunido con el juez de Curuguaty, José Benítez González, para que supuestamente dicte resoluciones favorables a Vilmar “Neneco” Acosta Marques, en el proceso por homicidio. Sin embargo, según apuntó, el juez rechazó todos los pedidos de libertad de “Neneco”. Agregó que esto evidencia que no habló con al magistrado.

De esta forma, el alto magistrado intentó desacreditar las publicaciones que hizo Medina y en las cuales lo había mencionado.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD