Monges y Cuevas se acusaron de delincuentes en reunión de la ANR

El senador cartista Juan Darío Monges y el titular de Diputados, el abdista Miguel Cuevas, se enfrentaron a los gritos y se lanzaron agua en la presidencia de la ANR el miércoles último, día en que los colorados anunciaron unidad partidaria. Cuevas calificó de abigeo a Monges, mientras que este le respondió que es un delincuente, según nuestras fuentes.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/LNAEEIP7BBAKXDRZ5NU62YGNHU.jpg

Monges y Cuevas se dijeron de todo y al estilo del senador, ahora suspendido, Paraguayo Cubas (Cruzada Nacional), se tiraron agua frente a todos los políticos que estaban en el despacho del titular de la ANR, Pedro Alliana, momentos antes de la reunión en la Junta de Gobierno, luego de la cual anunciaron la unidad de las bancadas coloradas en el Congreso.

Ambos políticos colorados son oriundos de Sapucái, Dpto. de Paraguarí, de origen humilde pero que con la política se volvieron adinerados y poderosos caciques políticos ahora peleados.

Monges es conocido por la acusación de abigeo (ladrón de vacas) que le suelen lanzar sus propios correligionarios. El senador Juan C. Galaverna (Añetete), en una polémica con Monges a principios del 2017, le calificó de “cuatrerito”. “En la zona de Sapucái se da constantemente un fenómeno que certifica la capacidad de este muchacho. Mientras la cantidad de ganado disminuye en los campos vecinos, en el suyo aumenta”, dijo Galaverna.

PUBLICIDAD

El senador sapuqueño fue el líder juvenil más importante de la dictadura stronista en 1988 y tras la caída del régimen en 1989 volvió a la política de la mano de Luis María Argaña, que había revivido a varios “militantes stronistas”. Monges pasó por casi todas las carpas coloradas. Cuando se desempeñó como ministro de Justicia y Trabajo (2003-2006) fue acusado de proveer víveres al penal de Tacumbú mediante una firma que habría manejado con testaferro. Su patrimonio supera los G. 3.000 millones, según una de sus exesposas.

Cuevas, de humilde zapatero, pasó a tener un patrimonio de G. 10.000 millones, cifra que declaró cuando en el 2013 asumió la gobernación de Paraguarí. El expresidente Horacio Cartes en setiembre del 2017 le tildó de “gran sinvergüenza” y dijo que no se sabía cuántas camionetas nuevas estaba comprando mientras ejercía la jefatura departamental del noveno departamento. 

Desde setiembre pasado está siendo investigado por enriquecimiento ilícito y lesión de confianza. Durante su gestión como gobernador cometió varias irregularidades, como la compra de las “naranjas de oro”. En 2014 pagó G. 14.400 el kilo por la fruta para el almuerzo escolar. 

Para conseguir la protección en Diputados otorgó millonarios aumentos a hijos, familiares y personas de confianza de varios parlamentarios, entre ellos de liberales.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD