Otra pésima obra para el tenis de mesa

No solo los cuatro estadios son reflejo de la pésima gestión de Paulo Reichardt al frente de la Secretaría Nacional de Deportes (SND).

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YZ66HPU7G5DMPCMDQ6J3XDIHJ4.jpg

A fines del año pasado, aún antes de ser inaugurado, el piso de parquet del estadio cerrado de tenis de mesa se echó a perder, luego de un gran temporal, porque el diseño del proyecto para los desagües pluviales estaba mal hecho.

La empresa contratista, Antonio Rafael Cabrera Burgos, adjudicada por valor de G. 1.800 millones, tuvo que retirar los pisos y dejar el cementado. Solamente el piso de madera fina habría costado G. 800 millones.

Donación extranjera

PUBLICIDAD

La asociación tuvo que recurrir a la federación internacional de tenis de mesa para conseguir la alfombra sintética a fin de reemplazar el piso de madera arruinado por la lluvia, comentó a nuestro diario Blas Torres, coordinador del gremio.

La donación fue por valor de US$ 35.000, según dijo.

De esta manera, se tuvieron que sortear los efectos de la mala calidad de la construcción.

Hace poco visitamos nuevamente el local y notamos que habían levantado un pequeño muro de cemento para evitar que el agua de lluvia inunde el local.

Profesionales dedicados al sector de construcciones señalaron a nuestro diario que para un terreno con una pronunciada pendiente, como en este caso, los proyectistas debieron prever un buen sistema de drenaje, justamente para evitar erosiones o inundaciones los días de lluvia.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD