“¡Paraguay se despertó!” gritan los “indignados” en toda la República

Al son de “¡Paraguay se despertó!”, un grupo de ciudadanos “indignados” abucheó nuevamente al diputado Miguel Cuevas (ANR) y exigieron su renuncia a la presidencia de la Cámara Baja. En Concepción, mientras tanto, se cumplió ayer el día número 18 de las movilizaciones contra el intendente municipal Alejandro Cáceres Urbieta (PLRA).

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/OMFKCV5JHFDYJBBTTAAUXURLTM.jpg

Los ciudadanos hastiados de la corrupción llegaron anoche hasta la casa del diputado Miguel Cuevas, ubicada en el barrio Villa Morra de Asunción, para pedir su renuncia debido a varias denuncias que pesan en su contra de cuando era gobernador de Paraguarí (mal manejo de fondos y otros).

Aunque en un grupo más reducido que en jornadas anteriores, los manifestantes aseguraron que “no retrocederán ni un solo paso” y que a partir de esta semana Cuevas será abucheado todos los días.

“Mientras más se encaprichan en sus cargos, más nos desafían y nos fortalecen. Estamos cansados de los delincuentes como Cuevas”, señalaron.

PUBLICIDAD

Anunciaron que también seguirán las protestas contra los diputados liberales Carlos Portillo y Rodrigo Blanco, así como contra los senadores Dionisio Amarilla (PLRA) y Arnaldo Samaniego (ANR). Por Gladys Villalba, corresponsal en Luque.

En Concepción 

CONCEPCIÓN (Aldo Rojas Cardozo, corresponsal). Los pobladores reclamaron nuevamente la renuncia del intendente municipal de esta ciudad, Alejandro Urbieta Cáceres (PLRA), al cumplirse anoche 18 días de protestas contra las autoridades comunales.

Tras reunirse en la plaza Agustín Fernando de Pinedo, marcharon hasta la vivienda de la familia Urbieta Cáceres, donde también funciona una farmacia. El local comercial, al igual que en las noches anteriores, cerró sus puertas cuando los manifestantes se acercaban.

Frente a ese sitio quemaron neumáticos, explosionaron bombas de estruendo y con altavoces pedían la renuncia del intendente. Luego marcharon hasta el monumento a la Madre y se reunieron con el sacerdote Diógenes González, a quien pidieron su intermediación para conformar una mesa de diálogo. 

En Villa Hayes también continúa el repudio contra el “clan Núñez”, donde anoche hubo incidentes, así como en Ciudad del Este contra los Zacarías Irún-McLeod, entre otros.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD