Senado rechaza el control electrónico a los agresores

El Senado rechazó ayer y devolvió a la Cámara de Diputados el proyecto de ley mediante el cual se pretendía implementar un sistema electrónico de vigilancia para los imputados por violencia doméstica. El argumento fue que la aplicación de esta medida ya está prevista en la Ley 5863, que aún no fue reglamentada por la Corte Suprema.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XJ42GBQ2NJCFHO5I7PRE7GDSJM.jpg

La modificación de la Ley 1600/00, contra la violencia doméstica, para que los agresores, además de las medidas de alejamiento previstas, deban llevar un dispositivo electrónico de control que permita verificar que cumplen con las restricciones, fue rechazada por mayoría en la Cámara de Senadores.

El senador Arnaldo Giuzzio (ex PDP) señaló que está vigente la Ley 5863 que establece la implementación de los dispositivos electrónicos de control y que solamente falta que la Corte Suprema la reglamente.

A favor del proyecto, el senador reelecto Hugo Richer (Frente Guasu), presidente de la Comisión de Derechos Humanos, dijo que este mecanismo se aplica con éxito en otros países del mundo y tienen el respaldo de organizaciones de DD.HH., ya que permite controlar que se cumplan las medidas de restricción impuestas a personas acusadas de violencia doméstica.

PUBLICIDAD

Por su parte, el senador reelecto Carlos Filizzola (FG), titular de la Comisión de Equidad y Género, dijo que la implementación de estos dispositivos electrónicos era importante para frenar un problema social que se ha ido incrementando en los últimos tiempos y sobre el cual existen cada vez más denuncias en nuestro país. Sobre lo señalado por Giuzzio, Filizzola dijo que la ley vigente solo habilita la posibilidad de aplicar estos dispositivos mientras que la que ahora se plantea la hace de aplicación obligatoria, cuando el juez lo considera necesario.

Fuentes judiciales consultadas señalaron que los dispositivos electrónicos no se aplican por un problema presupuestario, ya que no hay acuerdo sobre quién debe asumir el costo de su implementación.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD