Si Hugo Chávez no se presenta, debe asumir el titular del Congreso

Ramón José Medina, el secretario ejecutivo adjunto de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la alianza opositora en el Congreso venezolano, afirma que este jueves 10, Diosdado Cabello, presidente del Legislativo (Asamblea Nacional), debe asumir la jefatura del Gobierno si se ausenta del juramento el presidente electo Hugo Chávez, en estado de salud crítico en La Habana. En esta entrevista con ABC desde Caracas, Medina afirma que en seis meses, a más tardar, debe haber nuevas elecciones en su país para elegir al sucesor. Asegura que la oposición respetará todos los acuerdos legales y legítimos firmados por el líder bolivariano con los países sudamericanos, pero que rechazará aquellos que no hayan cumplido las pautas legales. “Quieran o no quieran”, los actuales detentadores del poder deben cumplir la Constitución, sostiene con firmeza. Señala que los venezolanos cifran sus esperanzas en una posición ecuánime de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, para que los chavistas no pateen definitivamente el tablero del sistema democrático.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/PG6MW3EYFFHXVESVQ4LIDQZ43U.jpg

–¿Cómo impacta el problema de salud del presidente Chávez?

–Hay mucha incertidumbre. Hay una confusión muy grande por la falta de una cabeza que gobierne el país. La enfermedad del Presidente, ustedes lo vivieron con el presidente Lugo, nos afecta a todos. Nosotros, en la Mesa de Unidad Democrática (MUD) hemos urgido hasta la saciedad al Gobierno que cuente la verdad al país. Los que vivimos en Venezuela necesitamos saber cuál es la verdad del estado de salud del presidente Chávez, sobre todo saber los pasos que se van a dar desde el punto de vista institucional y democrático para mantener el curso de la democracia.

–Si no jura y no toma posesión el día 10, ¿qué pasa?

PUBLICIDAD

–El 10 de enero es una fecha, digamos, fatal en el sentido de que lo establece como tal la Constitución. El Presidente debe jurar ese día. Por lo tanto, no es susceptible de prolongar esa fecha de manera alguna. El Presidente debe comparecer y tomar posesión bajo juramento. Esta oportunidad constitucionalmente fijada no puede modificarse con base en opiniones personales o conveniencias políticas por lo cual procede la declaratoria de ausencia absoluta. Ellos (los del Ejecutivo) tendrán que determinar si van a declarar la falta absoluta o ausencia temporal del presidente electo, y dependiendo de esa circunstancia debe asumir el presidente de la Asamblea Nacional (Congreso), Diosdado Cabello (el segundo hombre más influyente del Gobierno bolivariano al lado de Nicolás Maduro).

–¿Qué le sugiere lo que dice Cabello, en el sentido de que ellos, los chavistas, saben lo que van a hacer pero no dicen lo que van a hacer?

–Es una respuesta destemplada, al estilo del señor Cabello, impertinente, que no corresponde a un momento como este, porque lo que se trata es no de imponer sino de darle salida institucional a la situación que se está viviendo, una situación sobrevenida que no estaba planteada.

–Todos sabían que Chávez tenía cáncer...

–Hay que recordar que a nosotros trataron de convencernos de que el Presidente se había curado de su enfermedad antes de presentarse a la reelección y que por lo tanto fue presentado a las elecciones como una persona con toda la plenitud de su capacidad física y mental para un período más de mandato. Como hemos visto, se ha falseado la realidad. Estamos esperando que nos digan de una vez por todas lo que está pasando con la salud del Presidente y cómo se va a abordar esta situación extraordinaria que estamos viviendo.

–¿Los portavoces del Gobierno mienten sobre su salud?

–Por supuesto que mienten. Lo han hecho desde un principio.

–Si Chávez no se presenta, ¿no es el vicepresidente Maduro el que tiene que asumir?

–En caso de que se declare la falta absoluta o la ausencia temporal, quien asume de acuerdo a la Constitución es el presidente de la Asamblea (Cabello). El vicepresidente Maduro está en ejercicio, en funciones actualmente, hasta que concluya este período constitucional. Para el nuevo período se deben designar las nuevas autoridades del Ejecutivo.

–¿Cree que hay una intención de torcer la Constitución?

–Hemos advertido en todo momento que no vamos a permitir circunstancias de ese tipo que atenten contra la Constitución. En caso de que lo hicieran, tendremos que acudir al Tribunal Supremo de Justicia y tendremos que recurrir a instancias internacionales, como Unasur, Mercosur, Celac, la OEA, que establecen obligaciones para los países miembros. Son instancias multilaterales que obligan a respetar la Constitución de los países miembros.

–¿Por qué lo expusieron a una campaña demoledora a pesar de estar muy enfermo?

–A conciencia, a sabiendas, es evidente, ellos utilizaron la figura del presidente Chávez para tratar de mantenerse en el gobierno a pesar de ser conscientes de que corrían un riesgo gravísimo, en cuanto a la salud del mismo.

–¿Venezuela se gobierna desde la Habana?

–Sí, en efecto, se gobierna desde La Habana. Precisamente está celebrándose lo que conocemos como el “Pacto de La Habana”, en el cual están los hermanos Castro, el hermano del presidente Chávez (Adán Chávez), que es gobernador de un estado de nuestro país, el estado de Barinas; Diosdado Cabello (presidente de la Asamblea Nacional) y Nicolás Maduro (vicepresidente electo), ellos están tomando las decisiones que deben tomar las autoridades venezolanas en Venezuela...

–¿Usted cree que va a prevalecer la Constitución sobre la fuerza que tiene el Gobierno?

–Le insisto. La Constitución está por encima de la voluntad de la gente que está en el Gobierno. Ellos tienen que cumplir lo que manda la Constitución, quieran o no quieran hacerlo.

–¿Qué opina sobre los presidentes latinoamericanos que se alinearon al chavismo a cambio de las generosas asistencias del Gobierno de Venezuela y que hoy están visiblemente consternados por lo que está pasando y los recortes que pueden sufrir?

–No solamente están consternados algunos presidentes, sino muy preocupados. Algunos de ellos tienen grandes intereses económicos ligados al Gobierno de Venezuela...

–Están preocupados, pero el que lo reemplace va a reconsiderar esas asistencias, ¿o no?

–En principio, nosotros vamos a respetar cada uno de los acuerdos contraídos legal y constitucionalmente por el Gobierno de Venezuela. Como gobierno, el estado debe ser respetado en ese sentido. Ahora, revisaremos aquellos acuerdos que no hayan cumplido con las pautas legales y revisaremos aquellos en los cuales no haya equidad y en los cuales Venezuela esté perdiendo su autonomía y sus intereses. Pero a nosotros, en este momento lo que nos importa es que todos los presidentes han señalado que el camino que debe seguir Venezuela es el camino constitucional...

–¿Lo dicen con sinceridad?

–Como le dije, existe una Constitución a la que hay que ceñirse para seguir el rumbo democrático. Incluso hay una opinión de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en ese sentido. Corresponderá precisamente a la Sra. Rousseff ser garante de la legalidad y la constitucionalidad en Venezuela.

–¿Cuál es su opinión sobre este modelo que impuso el presidente Chávez?

–Nos hemos opuesto siempre a este modelo de “socialismo o muerte” que no ha hecho otra cosa que perjudicar a los venezolanos. En todo caso ha beneficiado a las economías de países extranjeros. Los venezolanos hemos perdido más de 200.000 empleadores en este período, 200.000 empresas grandes, medianas y pequeñas han sucumbido durante este proceso (de casi 14 años). La economía se ha hecho cada vez menos diversificada, más dependiente del petróleo. Hoy día, las exportaciones petroleras venezolanas están por encima del 95% del total de las exportaciones del país. Las exportaciones no petroleras se han visto reducidas a solo el 5%, cuando en el año 99 (antes de asumir Chávez), representaban más del 25%.

–¿El chavismo, sin Chávez, se acaba?

–Ellos tienen un problema severo. Se evidencia una pugna entre el sector militar y el sector civil. El Presidente priorizó al sector civil por encima del sector militar en el caso del partido de gobierno. Eso es un hecho relevante. Pero usted sabe bien que en materia de herencias políticas no se respetan seriamente las voluntades. Ahí habrá siempre una duda que disipar.

–¿El destino le jugó una mala pasada al sistema? ¿El diablo metió la cola, como se dice?

–Parece que no solamente al sistema sino que a otros presidentes amigos también, ¿no?

–¿Existe una estrategia de la oposición para evitar que desemboque en violencia?

–Nosotros hemos llamado hasta la saciedad al Gobierno a dialogar, no solo con la oposición sino con todos los sectores del país, con la palabra franca y con la verdad por delante sobre la situación para encaminar una salida con base en la Constitución.

–Maduro dice que habla con la verdad al informar sobre la salud del Presidente. Ustedes, definitivamente, no le creen...

–No. En absoluto. El vicepresidente electo, incluso, en una entrevista, hace unos días en Telesur (el canal estatal), dijo que el Presidente le había pedido que dijera la verdad, con lo que implícitamente ellos reconocen que hasta entonces no lo habían dicho.

–¿Cuál será el escenario después del 10, sin Chávez?

–A Cabello le corresponderá asumir si no se presenta el presidente electo, de conformidad con la Constitución.

–Para usted, personalmente, ¿Chávez no va a estar?

–Por la información que tenemos, pareciera que el Presidente no va a estar presente el 10, pero no sabemos exactamente la condición que actualmente presenta. Si hay algún informe que determina que su ausencia será temporal, pues bueno, procederemos de acuerdo a la temporalidad que establece la Constitución.

–Son elecciones en 90 días.

–No. El plazo de la temporalidad es de 90 días, pero extendible por otros 90. Es decir, pudieran ser 180 días, con el presidente de la Asamblea como encargado.

–¿Maduro no puede asumir como vice?

–En cualquier circunstancia, el vicepresidente ya no puede ser presidente encargado.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD