Venezolano pagó viajes de placer a directivos de Cajubi

En noviembre de 2007, el venezolano que se llevó los US$ 36 millones de los jubilados de Itaipú decidió festejar su cumpleaños en Roma a todo dar. Entre sus invitados estuvieron Víctor Bogado Núñez, extitular de Cajubi, y Walter Delgado, consejero y posteriormente vicepresidente.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/2CLPFDN3HNAYLGFMBAPAG7KSQU.jpg

Los US$ 36 millones que se entregaron a Marcelo Barone son parte de un total de 121 millones en riesgo.

El 28 de noviembre de 2007, el venezolano Marcelo Alessio Silvio Barone Serra iba a cumplir 44 años y pensó que se merecía un gran festejo. Lo planeó con su esposa, la abogada Elisabel Vázquez Galiño, para unos días de placeres terrenales en Roma. Iba a pagar pasajes, hoteles y comidas a un selecto grupo de invitados.

Marcelo Barone (descendiente de italianos) tenía mucho por celebrar: había pasado más de un año desde que convenció a los paraguayos de la Caja de Jubilados de Itaipú (Cajubi) para que invirtieran los primeros 4 millones de dólares. Y hacía meses que los había convencido de llegar a casi 36 millones de dólares. Logró convencerlos además de no hacer contrato y solo usar un “Pacto Social” en nombre de las monumentales remesas que le enviaban a cuentas en Londres y en Suiza. Un “Pacto” que él nunca firmó.

PUBLICIDAD

En ese momento ya le habían desembolsado las primeras remesas, ya tenía una cuenta que manejaba a su antojo en HSBC y había creado una nueva empresa en una isla que queda en medio del Canal de la Mancha, al norte de Normandía (Francia). Un paraíso fiscal llamado Guernsey. Más aún, había conseguido un socio hindú de nombre Harjit Singh, con quien se asoció para dos emprendimientos: Manhattan St. James’s Limited, que usó para comprar el primer elegante departamento por valor de casi 4.400.000 dólares; y Platinum St. James Limited, con la que compró la segunda propiedad frente al Hyde Park, por US$ 6 millones.

El mismo vuelo

Según la Dirección de Migraciones del Paraguay, Víctor Bogado Núñez (sobrino del presidente de la Corte, Víctor Núñez), entonces titular de Cajubi, y su adlater de confianza, Walter Delgado, entonces consejero (más tarde fue vicepresidente), se fueron el mismo día y en el mismo vuelo. Ambos con sus esposas. Era el miércoles 28 de noviembre de 2007, usaron un vuelo de TAM 712 y a las 17:10 levantaron vuelo hacia Roma.

Llegaron al día siguiente, jueves 29 de noviembre. Se hospedaron en un elegante hotel de la famosa Plaza de España, en el centro mismo de Roma, una de las plazas más bellas de Italia, famosa por ser punto de reunión para ejecutivos y su aventajada posición para hacer compras en el corazón de la ciudad. Paseos, finos restaurantes para las comidas del mediodía y las cenas de noches italianas, por supuesto, con visitas por lugares históricos, marcaron aquellos festejos del 44 cumpleaños del venezolano Marcelo Barone.

Todos estaban felices. Tanto que a nadie le llamó la atención que se dijera que los dos únicos paraguayos de la comitiva se conocían recién en ese viaje, motivo por el cual fueron presentados entre sí. Ambos, en la vida diaria, eran compañeros, vecinos y directivos de la Caja de Jubilaciones de Itaipú.
Un chiste, dijo

Quisimos confirmar la información con los mismos afectados y el sábado llamamos por teléfono a Bogado Núñez y a Delgado. Víctor Bogado Núñez, extitular de Cajubi, preguntó si era un chiste que se lo molestara un sábado a la noche y dijo que no hablaría. Walter Delgado atendió el teléfono, nos dijo que lo llamáramos de vuelta a los cinco minutos. Lo hicimos, pero ya no contestaba.

Queda menos de la mitad

De la gran porción de dinero remesada al venezolano Marcelo Barone a cuentas ubicadas en bancos londinenses y suizos, queda menos de la mitad de ella, según los reportes enviados por la misma abogada y esposa de Barone, Elisabel Vázquez. En su último reporte de este año confirma que a fines de 2011 ya solo quedaban 14.585.171 dólares por culpa de la “crisis financiera”. Entre remesas enviadas a nombre de Resitrust Inc y a Euroinvest Worldwide Inc se les remitieron alrededor 36 millones de dólares.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD