Vilmar ordenó la muerte de Pablo porque fue a la cárcel con su padre

Vilmar “Neneco” Acosta, exintendente de Ypejhú, ordenó la muerte de Pablo Medina porque a causa de sus publicaciones fue a parar a la cárcel junto a su padre Vidal acusado de un tiple homicidio. Así declaró ante la fiscalía su chofer Arnaldo Cabrera López, quien afirmó que tras quedar libre, Acosta comenzó a planear el atentado junto a su hermano Wilson Acosta Marques. Sus hermanas llegaron a decir que Pablo les ocasionó muchos perjuicios. Cabrera fue detenido hace ocho días cerca de Ypejhú y está procesado por homicidio doloso en grado de complicidad.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/F7WNURVPDBGYHNQAMW2MKQTK4M.jpg

“Después de trabajar con Vilmar como chofer me enteré de que él tenía un problema con un periodista de la zona, de nombre Pablo Medina, que le perjudica políticamente, esto escuché en una reunión familiar que él mantenía”, relató ante los fiscales Sandra Quiñónez, Cristian Roig y Lorenzo Lezcano.

En dicha ocasión escuché que Vilmar Acosta iba a traer a su hermano Wilson Acosta del Brasil para que este elimine a las personas que políticamente les perjudicaba”.

Siguió diciendo: “Wilson Acosta ya llegó del Brasil para la fecha de cumpleaños de su hermano Vilmar en el mes de julio”.

PUBLICIDAD

En ese punto indicó que la “primera persona eliminada por orden de Vilmar Acosta fue el exintendente de Ypejhú Julián Núñez”.

Esto ocurrió el 1 de agosto pasado en la referida ciudad, en horas de la noche.

Según Cabrera, los sicarios fueron Wilson Acosta y su hijo Gustavo Gadea Acosta (alias Chiqui).

“Una vez escuché decir también a sus hermanas que mandaría matar al periodista porque varios perjuicios les venía ocasionando, que este ya demasiado le venía presionado a través de sus publicaciones periodísticas y con más razón por el hecho de que por esas publicaciones Vilmar Acosta fue detenido y enviado a la Penitenciaría de Cnel. Oviedo”.

Agregó: “Después de salir de la Penitenciaría ellos venían reuniéndose con Wilson para ver la manera de poder concretar la muerte del periodista y ese día llegó en la fecha que ocurrió el homicidio de Pablo Medina”.

Esto ocurrió el pasado 16 de octubre en Villa Ygatimí, donde mataron a Pablo y a Antonia Almada, que lo acompañaba en su cobertura periodística.

De acuerdo a los antecedentes, en febrero de 2011, la fiscalía allanó la propiedad de Vidal, en donde se encontraron restos óseos posiblemente humanos.

Estanislao Argüello, denunció que recibió una información que en noviembre de 2010 fueron asesinadas tres personas en el predio de la estancia “Dos Naciones” de la familia Acosta Marques, en Ypejhú, y que dos de las víctimas eran un tal “Loco’i” y un tan “Mykurê’i”.

Un informante detalló a Argüello incluso que los responsables del triple homicidio fueron Vilmar Acosta Marques y sus hermanos Wilson y Vidal Yuner.

También sindicó en aquel momento a un tal “Eugenio” y a otro “Laíno Rodríguez”.

Asimismo, el informante a quien identificó como “Juan Carlos” le contó a Estanislao Argüello que los tres cuerpos estaban enterrados cerca de dos hornos, a unos 500 metros de la casa donde vivía el señor Vidal Acosta González, padre de Vilmar, Wilson y Vidal Yuner.

El excorresponsal de nuestro diario en Curuguaty, Pablo Medina, publicaba este y otros hechos punibles atribuidos al clan Acosta.

Por este motivo estuvieron presos Vilmar y su padre Vidal. Recientemente el fiscal adjunto Alejo Vera pidió el sobreseimiento provisional de ambos para indagar más este caso, a cargo del fiscal Néstor Cañete.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD