Tereré participante

El tereré formó parte de una comitiva de alumnos que participaron del Foro Mundial de Patrimonio Juvenil que se llevó a cabo en Madrid y Santiago de Compostela, España. Los participantes tuvieron la oportunidad de interactuar con otros jóvenes y conocer el patrimonio de otras culturas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/BMMGAKQUYBHLTAXH4PAU2YMZRQ.jpg

Sara Gabriela Hernández Camelo (13) y Fabrizio Alejandro Lezcano Leite (13), del octavo grado, junto con la profesora Carla Monti, del Centro Educativo Los Laureles, asistieron a un Foro Mundial de Patrimonio Juvenil organizado por la Subdirección General de Protección del Patrimonio Histórico del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España, que realiza diferentes actividades y acciones relacionadas con temas de educación patrimonial dirigidas a la población joven y tiene el apoyo del Centro Patrimonio Mundial de Unesco.

La actividad más visible que esa entidad española lleva a cabo es la organización anual del Foro Juvenil del Patrimonio Mundial. Este reúne en España a jóvenes procedentes de “Sitios declarados Patrimonio Mundial de todo el Mundo” para participar en un encuentro de trabajo educativo en el que el eje conductor es siempre el patrimonio, su conservación y difusión. Cada una de las Comunidades Autónomas invitadas participa con un joven o una joven representante, quien debe tener nociones de patrimonio.

El objetivo central del programa es desarrollar en la juventud las capacidades necesarias para que puedan identificar, asumir y desempeñar su responsabilidad individual y social en la conservación y difusión del patrimonio, y reconocerlo como base de la identidad y motor de desarrollo. “Este es el onceavo foro y será el séptimo año en el cual el colegio Los Laureles participa. Ya nos fuimos en seis ediciones anteriores con representantes del colegio”, comenta la profesora Monti.

PUBLICIDAD

Este año, el foro se desarrolló del 27 de mayo al 1 de junio en las sedes de Madrid y Santiago de Compostela. “Recorrimos un tramo del Camino de Santiago, porque está considerado patrimonio. El colegio pertenece a la Red de Escuelas Asociadas a la Unesco y como el foro está organizado por ellos, todas las escuelas están invitadas a participar”, explica.

El requisito para participar del foro es que los alumnos tienen que elegir un patrimonio cultural de su país de origen y preparar una presentación que explique en qué consiste. Para el efecto, son seleccionados primero internamente en el colegio. Los que pueden participar son chicos de 13 a 15 años. “Se les invita a todos los chicos de esa edad y ellos se preparan. Se elige un día en el que ellos presentan sus trabajos ante un jurado de profesores, directores del equipo técnico del colegio y ahí se elige a un chico que representará al colegio en una competencia contra otros chicos de otros colegios de la red de escuelas asociadas”, continúa.

Como este año no se presentaron otros colegios, entonces, el colegio fue adjudicado con las dos plazas que corresponden a cada país: una niña y un varón, generalmente de diferentes instituciones y este año, también, para el docente que acompaña. En las ediciones anteriores iban con docentes de otras escuelas. “Ellos piden que un docente acompañe a los chicos, quien participa también del foro”, indica.

El pasaje aéreo del viaje es solventado por los participantes, pero la estadía, que incluye hospedaje, traslado y alimentación en España corre por cuenta de la organización, a través de la Unesco. Sara y Fabrizio eligieron como tema el tereré. “En un momento del foro, cada chico de los países participantes habla de su patrimonio. Participan chicos de todo el mundo. Y nosotros elegimos el tereré, que es nuestro patrimonio cultural y bebida nacional”, reseña Fabrizio.

Ambos alumnos califican la experiencia de edificante porque hicieron amigos —ahora con la facilidad de las redes—, interactuaron con chicos de distintos países y conocieron otras culturas.

“Llevamos termos, guampas, yerba mate y cocido. Explicamos cómo se prepara, qué es la yerba mate, los yuyos, remedios refrescantes”, refiere Fabrizio.

Tanto Sara como Fabrizio manifiestan estar muy emocionados y honrados por haber participado. “Sentimos como una gran responsabilidad de representar al colegio, nuestro país, nuestras familias. Fue algo muy importante, especial para nosotros”, dice Sara. “Así como irnos a otro país para interactuar y retroalimentarnos, conocer otras culturas de otros países”, acota Fabrizio.

Según Monti, afortunadamente, el colegio tiene muchas oportunidades para realizar intercambios. Los alumnos tienen posibilidad de viajar. “Hacemos intercambios con Brasil, Argentina. Realizamos concursos de robótica, videojuegos. Ya hubo alumnos que viajaron a los EE. UU. Ahora hay un viaje a China. Si saben aprovechar, les va a servir muchísimo. Van a terminar el colegio muy preparados conociendo muchos países y culturas”, concluye.  

mpalacios@abc.com.py • Fotos ABC Color/Silvio Rojas/Archivo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD