Banco de germoplasma de Ka’a he’ê

Durante un día de campo realizado en la granja Virginia, en Piribebuy, autoridades de la Cámara Paraguaya de la Stevia-Ka’a he’ê (Capaste) y el Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (IPTA) mostraron el banco genético o de germoplasma sobre cultivos de Ka’a he’ê que están llevando adelante. Este trabajo tiene por objetivo preservar las variedades nativas y lograr su mejoramiento.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/T32KJY57SRDCJAUMPSG24QECXY.jpg

El Ing. Agr. Javier Casaccia, quien está llevando adelante las investigaciones, explicó que este es un trabajo que lo vuelven a hacer de “cero”, ya que el objetivo es contar de una vez con un banco genético que posea colecciones de material vegetal vivo y que el mismo pueda preservar sus características.

El primer viaje de prospección fue realizado en marzo de 2011, en los departamentos de Amambay y San Pedro. El segundo viaje de búsqueda y selección de materiales fue hecho en febrero de 2013, en los departamentos de Amambay y Canindeyú.

El criterio utilizado para el trabajo fue el de buscar plantaciones que tengan por lo menos dos años en delante de haberse establecido. Para la selección, se tuvo en cuenta el número de ramas por planta, ciclo, contenidos endulzantes (grados Brix), tolerancia y/o resistencia a las principales enfermedades que se presentan en el ka’a he’ê.

PUBLICIDAD

En los dos viajes fueron colectados en total 40 materiales de Amambay, 15 en San Pedro y otros 15 en Canindeyú, por lo que el banco genético cuenta con un total de 70 materiales a ser estudiados y, según mencionó el ingeniero, se viene realizando con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN).

Hemos realizado un primer estudio de los materiales traídos y que nos dieron resultados altamente positivos, pero que debemos cotejarlos, es por eso que enviaremos muestras ala Argentinapara reconfirmar si los resultados que hemos obtenido corresponden; en caso de ser positivo, estaríamos ante la posibilidad de contar con nuevos materiales con un enorme potencial de dulzor y capacidad de resistencia en cuanto a enfermedades, destacó el profesional.

Paraguay sigue teniendo la ventaja sobre otros países que se dedican a la producción de ka’a he’ê, de contar con el genocentro (Centro primario de origen de una especie) del cultivo en el departamento de Amambay, por lo que los mejores materiales del mundo siguen estando en nuestro país.

Por otro lado, el Lic. Juan Barboza, titular dela Capaste, señaló que ya han lanzado el sello de certificación de origen que es utilizado por todas las firmas que procesan el producto y para que el comprador tenga la certeza de que lo que adquiere contiene la cantidad real de ka’a he’ê que dice en la etiqueta. Además, están trabajando en lograr que el Gobierno reconozca la denominación de origen a nivel nacional y que está en manos del Congreso, para luego empezar a trabajar por el reconocimiento a nivel internacional.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD