El cultivo de legumbres en el Paraguay

La producción de alimentos de origen vegetal y animal, respetando el ambiente, es y será otro de los grandes retos que tienen por delante los países del mundo, por ello investigan nuevas variedades; realizan ensayos biotecnológicos, buscando semillas más resistentes a las cada vez más frecuentes sequías, plagas y enfermedades; plantean experiencias cultivando según los diversos ambientes y características de los suelos. Y algo muy importante: generan espacios de diálogo a través de cursos, jornadas y debates, en los cuales exponen los resultados de sus experiencias para seguir mejorando. Esto se pudo apreciar durante la participación en una jornada sobre legumbres desarrollada hace poco en Rosario, Argentina. (Ing. Agr. Fernando Díaz Shenker)*

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NVR5MBJ6AJCD7HG2ASUIW2JSAM.jpg

Las legumbres: arveja, lenteja y, en menor proporción, el garbanzo son rubros que deben promocionarse mucho más en el Paraguay, insistiendo en su cultivo, consumo e industrialización, apuntando así a la diversificación productiva a distintas escalas; a darle valor agregado a la materia prima a través del procesamiento o industrialización de los granos cosechados y a fomentar su consumo en la población.

II JORNADA NACIONAL SOBRE LEGUMBRES

Esta actividad tuvo lugar el pasado 9 de junio, en uno de los salones de la Bolsade Comercio de Rosario. Fue organizada porla Agenciade Extensión Rural (AER) del INTA Arroyo Seco. Al citado encuentro, asistieron más de 300 participantes entre autoridades, productores, técnicos, investigadores, productores, proveedores de insumos y exportadores de legumbres de las diversas provincias argentinas, a más de la delegación paraguaya, compuesta por 20 participantes entre técnicos y extensionistas del Ministerio de Agricultura y Ganadería, de ABC Rural, del Mercado Abasto Norte, dela Gobernacióndel Departamento Central y productores.

EN PARAGUAY

PUBLICIDAD

Según el Censo Agropecuario Nacional del 2008 para arveja, los cinco departamentos que más cultivaron el rubro fueron: Cordillera con258 hasembradas, Caaguazú con231 ha, Itapúa con202 ha, Amambay con170 hay Alto Paraná con156 ha. Se registró una superficie sembrada de1365 ha, una producción de 1208 ton. y un rendimiento de 885 kg/ha. Ese año se registraron 3066 fincas productoras a nivel nacional. Por su parte,la Encuesta Agrícolapara la zafra 2010/2011, dela Direcciónde Censos y Estadísticas Agropecuarias del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), registró para esa zafra y para arveja, una superficie sembrada de1408 ha, una producción de 1251 ton. y un rendimiento de 888 kg/ha. Sobre lenteja y garbanzo no se encontraron estadísticas.

CULTIVO SEGÚN AMBIENTES

En Rosario algo que se pudo comprobar, es el valor de estos cultivos por varias razones. Primero, por el volumen de producción que se logra en el vecino país. Segundo, por la forma de presentación para el consumo que tienen estos productos: frescos, enlatados, envasados, congelados. Aparte, los subproductos aprovechados para el consumo de animales, en rotación con cultivos agrícolas de soja y trigo, entre otros, por cuanto en este último caso actúan más que nada como “abonos verdes”, contribuyendo a la retención de agua en el suelo y al agregado de materia orgánica, al momento de la siembra directa. El estudio en cuanto a variabilidad de las condiciones climáticas ha planteado la necesidad de cultivar variedades de estas legumbres, según las características ambientales de las distintas regiones. Por eso es que se investiga, ensaya y realiza el mejoramiento genético de nuevas variedades, hay ensayos de fertilización, de innovaciones tecno-biotecnológicas; todo con un fin: lograr variedades adaptadas al clima y suelo que permitan obtener buenos rendimientos de manera estable y sostenible, conforme a las exigencias de los mercados internacionales a los que Argentina exporta.

CONCLUSIÓN

PUBLICIDAD

Por su potencial de producción, el Paraguay bien puede expandir el cultivo e industrialización de arvejas, lentejas y garbanzos, al menos para exportación. Según nos comentaban en esa jornada, han habido altibajos a causa de eventos climáticos extremos, volatilidad de precios y competencia entre mercados, pero lo concreto es que se sigue trabajando sin pausa desde los diversos sectores públicos y privados, incluyendo ala Facultadde Agronomía, a más de los productores. El intercambio de experiencias y ensayos de investigación es permanente entre estos actores. Y esta es la experiencia que el Paraguay tiene que aprovechar para contribuir a la seguridad alimentaria de sus habitantes y de la población mundial, de manera amigable con el entorno ambiental.

(*) Especialista en Comunicación Rural

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD