IMAGINANDO FUTUROS

Desde siempre, los humanos hemos tenido la necesidad de saber lo que va a ocurrir, a veces por mera curiosidad, a veces para estar prevenidos. Antiguas civilizaciones buscaban interpretar lo que llegaría a ocurrir mediante cálculos matemáticos y astronómicos. Las manifestaciones artísticas, como novelas y películas de ciencia ficción, son otras señales de nuestro eterno interés en explorar escenarios tan ficticios como provocativos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/QQOMFRWUBJFEZL4WV5JLXFTDWI.jpg

El crecimiento exponencial de la tecnología acrecienta la incertidumbre sobre el futuro que nos espera, ya que ante cambios vertiginosos se vuelve complejo avizorar qué nuevos actores sociales, culturales y económicos moldearán los escenarios posibles en 20, 30 o 50 años.

Futuros, en plural

El diseño de futuros es una metodología de previsión que, a través de la prospectiva, permite proyectar realidades ficticias pero sustentadas en señales o sucesos actuales, para alentar aquellos escenarios que nos parecen positivos y confortantes.

PUBLICIDAD

Tiene una clara similitud con la planificación estratégica en las empresas, en la que se proyectan varios escenarios y se marcan las pautas para llegar a aquel escenario deseado o preferible.

Así, el futuro ya no es un espacio singular que no podemos eludir, sino que las posibilidades son varias y dependerán de las pautas que como sociedad vayamos marcando en el camino hacia él. De ahí que el futuro ya no se mencione en singular, sino en plural.

SOCIAL DREAMING

En su libro “La imagen del futuro”, el prospectivista holandés Fred Polak dice que las culturas se mantendrán en desarrollo siempre y cuando el imaginario de las sociedades se mantengan positivo y floreciente. Ante esta afirmación, que no parece absurda, cabría preguntarnos cómo estamos imaginando el futuro en Paraguay, en nuestras ciudades, en nuestro trabajo, en nuestra familia, y qué estamos haciendo para alentar o desanimar esos escenarios.

La mejor manera de generar innovación es imaginando el futuro. De ahí que el diseño de futuros se vuelve una metodología indispensable para llevar adelante grandes proyectos de innovación y de planificación a nivel país. Si podemos imaginar el futuro, podemos proyectar soluciones a necesidades específicas antes de que aparezcan.

Alan Key, un gran pionero informático, decía que la mejor forma de predecir el futuro es inventándolo. En Nasta, lo venimos experimentando hace 50 años. No vemos al futuro como un espacio al que estamos destinados a llegar inevitablemente, sino que, a lo largo de la historia (de esta historia que sigue), trabajamos para construir respuestas y para superar obstáculos que nos permitan disfrutar de un escenario deseable.

Nuestro futuro puede ser tan positivo y abundante como los paraguayos decidamos que sea. La invitación es a imaginar ese futuro, con grandes posibilidades, sin importar cuan disparatado nos parezca. Ya que, como decía el investigador y futurista Jake Dunagan, el futuro siempre será más sorprendente de lo que podamos imaginar.

ESCENARIO FUTURO

Como proyecto de diseño de futuros, en Nasta hemos imaginado un escenario de ficción que nos permite visualizar, a partir de señales y antecedentes, cómo sería el futuro de la publicidad dentro de 50 años, desde una mirada optimista y abundante.

“Este proyecto no busca predecir el futuro, sino explorar sus posibilidades y detonar conversaciones entorno a qué pasaría...”.

Para elaborar este escenario, hemos estudiado indicios y tendencias, así como otros temas emergentes en tecnología que, con el paso del tiempo y acompañados del crecimiento exponencial de la tecnología, consideramos se convertirán también en tendencias.

Para más información sobre este estudio, visite:www.nasta.com.py/storydreaming

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD