Bajos niveles de inclusión financiera y consecuencias de Ley de Tarjetas

La inclusión financiera en América Latina (54%) se encuentra en niveles bajos con relación a las demás regiones del mundo. Norteamérica se ubica con el 94% y la zona Euro con el 95%. En los países de la región, los esfuerzos se direccionan para incrementar los grados de penetración financiera. No obstante, también existen experiencias de medidas que desalentaron el desarrollo del proceso de inclusión.

info
infoArchivo, ABC Color

A modo de ejemplo, se puede mencionar la fijación de topes máximos a las tasas de interés para créditos que ha sido implementada en algunos países de la región con la finalidad de proteger a los consumidores del pago de intereses que se consideran excesivos.

Distorsión

Sin embargo, la literatura muestra que estas normativas son contraproducentes y generan distorsiones en el mercado crediticio. Algunas de ellas son el Credit Crunch (límites de acceso al crédito) donde las instituciones financieras limitan la oferta de préstamos a los clientes, con énfasis para personas de bajo ingreso y/o pequeñas empresas, ya que la tasa de interés no refleja el riesgo asociado a estos sectores. Por tanto, se genera un redireccionamiento del crédito desde grupos de bajo ingreso y pequeñas empresas hacia grupos de mayor ingreso y empresas de mayor tamaño.

PUBLICIDAD

Además, reduce la profundización financiera porque al disminuir la oferta de fondos se genera una demanda insatisfecha de créditos que acude a mercados informales, sin regulación, donde las tasas de interés, por lo general, son de usura.

También, las instituciones bancarias, en algunos casos, tratan de compensar la menor tasa de interés con mayores comisiones.

Se afecta la inclusión financiera, ya que no genera efectos sobre las personas que ya acceden al crédito, las que ahora se beneficiarán de una menor tasa de interés, sino que restringe el crédito para los agentes que no tienen acceso al mismo.

Varios son los casos que se destacan en la región, como el de Chile, donde en 2013 se estableció la Tasa Máxima Convencional (TMC), que imponía un límite a las tasas de interés y establecía una reducción gradual de la misma, pese a que el Banco Central de Chile alertó que dicho mecanismo podría limitar el crédito de la economía.

Por su parte, Bolivia en 2014, decretó un control de tasas de interés, que según el Fondo Monetario Internacional (FMI) afectó la inclusión financiera.

Contrariamente, Argentina, cuando se inició el Gobierno del presidente Mauricio Macri, eliminó los tipos de interés máximos sobre las operaciones de crédito, así como el límite mínimo sobre los tipos de interés de los depósitos.

La forma más eficiente de proteger al prestatario es a través de mecanismos donde éste cuente con la información necesaria para decidir a cuál institución financiera acudir a tomar un crédito. Esto incrementa la competencia al permitir al cliente la opción de voz y salida (Hirschman, 1970).

En esta edición, MF analiza los elementos de la inclusión financiera en Paraguay, efectos de intervenciones en el mercado financiero, perspectivas y desafíos de esquemas de financiamiento en el país.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD