Recursos financieros de Itaipú a Paraguay: composición y beneficios

La Entidad Binacional Itaipú (EBI) genera ingresos para Paraguay a través de los royalties, que consisten en fondos transferidos a Paraguay por la utilización del potencial hidráulico del río Paraná para la producción de energía eléctrica en la represa. Además, por cesión de energía, que corresponde a la compensación por la comercialización de la energía no utilizada en el país, que se vende al mercado brasileño.

Recursos financieros de Itaipú
Recursos financieros de Itaipú

Estos recursos son depositados en la cuenta del Ministerio de Hacienda, en el Banco Central del Paraguay (BCP).

Desde 1989, los recursos provenientes de los royalties son transferidos al Estado paraguayo, mientras que la canalización de los fondos adicionales en concepto de compensación por cesión de energía se inició recién en el 2011. Esto, tras el acuerdo Lula-Lugo, donde Paraguay pasó de recibir US$ 120 millones por año a US$ 360 millones por la comercialización de la energía no utilizada en el país, pero vendida al Brasil.

En Paraguay existen dos normativas claves que disponen el sistema de distribución de los recursos provenientes de las hidroeléctricas Itaipú y Yacyretá. Por un lado, la Ley N° 3984/2010, que establece la distribución y depósito de parte de los denominados “royalties” y “compensaciones en razón del territorio inundado” a los gobiernos departamentales y municipales.

PUBLICIDAD

Al respecto, la normativa estipula que anualmente el 50% de los recursos debe ser canalizado a la Administración Central, el 5% a las gobernaciones afectadas y no afectadas por la construcción de las represas Itaipú y Yacyretá. Además, se contempla que los municipios afectados recibirán el 15% y el 25% los no afectados.

La otra ley vigente en Paraguay es la N° 4758/2012, que crea el Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide) y el Fondo para la Excelencia de la Educación y la Investigación (FEEI). De acuerdo a la normativa, el fondo está constituido por la totalidad de los recursos referidos en el Anexo C del Tratado de Itaipú. Los recursos están sujetos exclusivamente al financiamiento de proyectos de inversión pública y de desarrollo.

En cuanto a la distribución del dinero del Fonacide, la Ley establece que el 28% debe ser canalizado al Tesoro Nacional para programas y proyectos de infraestructura, el 30% al Fondo para la Excelencia de la Educación e Investigación. Además de los demás porcentajes, como el 25% a los gobiernos departamentales y municipales, el 7% va para la capitalización de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) y, finalmente, el 10% para el Fondo Nacional para la Salud.

PUBLICIDAD

Con los conceptos y elementos expuestos, en esta edición la consultora MF Economía se centra en la descripción, análisis y propuesta de alternativas de utilización de los importantes fondos provenientes de la Entidad Binacional Itaipú.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD