El seguro en la crisis del covid-19 (I parte)

El coronavirus (covid-19) constituyó un gran desafío para el mercado asegurador a nivel mundial. Sin lugar a dudas ocasionó un impacto significativo a la industria del seguro no solo a nivel del riesgo asegurado, sino también en lo económico, en el servicio, en la organización, en la venta, en el control y en la supervisión.

Estos impactos de alguna manera han afectado no solo a las aseguradoras, sino también al mercado internacional de reaseguros y a los agentes, corredores, ajustadores y liquidadores de siniestros entre otros.

En esta primera parte nos ocuparemos del covid-19 en su enfoque relacionado a “Su impacto en el Riesgo: y sus formas de afectación”.

Tradicionalmente cuando pensamos en epidemias o pandemias siempre se ha analizado desde su primer impacto en el llamado Seguro de Personas, principalmente en los seguros de vida en cuanto a que el avance de una epidemia puede traer consecuencias significativas en el aumento de la línea de mortalidad, donde situaciones como esta pueden alterar considerablemente las estadísticas sobre las cuales fueron “construidas” las tablas técnicas/actuariales que “sostienen” los cálculos de prima capaces de hacer frente a las consecuencias siniestrales. Y efectivamente ocurrió así; sin embargo, en la mayoría de los países del mundo se han mantenido hasta hoy día las coberturas tal cual lo fue en la prepandemia.

Pero no necesariamente tiene su afectación solamente en el seguro de personas, también pueden afectar a riesgos “no vida” por varios factores que analizamos a continuación.

- Algunas empresas, grandes o pequeñas experimentaron una reducción en el número de guardias que tenían a su cargo el control y la vigilancia y fueron afectados en los tiempos de respuesta de los monitoreos externos, lo que significó un incremento de la inseguridad y un déficit en el control de la vigilancia y con ello el aumento de los robos/saqueos o daños materiales como consecuencia de ello.

- Muchas empresas sufrieron una disminución de su capital humano, ya sea por cumplir con los sistemas de turnos o bien por el cumplimiento estricto de las medidas decretadas por el gobierno en el aislamiento, lo que afectó en la rutina y en la calidad del mantenimiento de las maquinarias, equipos, calderas, hornos, etc., generando riesgos principalmente en las coberturas de rotura de maquinaria, incendio y todo riesgo operacional.

- El movimiento del transporte de mercaderías sufrió una disminución de sus actividades, principalmente en lo que se refiere a los commodities, dejando a muchas embarcaciones “en amarre” con la consecuente disminución de las primas comprometidas, lo que afectó a las pólizas emitidas en la sección transporte, seguro de casco y de mercancías.

- La crisis económica lastimosamente tiene su primer impacto en las empresas en la relación laboral. Los procesos de disminución de personal, ya sea por suspensión -como mejor escenario- -o por despidos- como escenario extremo, trajeron aparejados riesgos de huelga, infidelidad de empleados, que afectaron a las pólizas de riesgo patrimonial con el consecuente aumento del riesgo moral.

- Y por último, vimos casos en los que la crisis y la oportunidad van de la mano, y algunas empresas e industrias optaron por un radical cambio de su actividad, en un escenario donde fábricas de bebidas alcohólicas o de perfumes terminaron elaborando alcoholes en gel como rubro indispensable en la pandemia para sobrevivir, lo que constituyó para el seguro un agravamiento del riesgo, afectando criterios de cobertura e incremento en las primas.

Así, citamos algunos ejemplos de las afectaciones de la pandemia a la actividad aseguradora desde el punto de vista del riesgo cubierto.

(*) Abogado

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.