Cómo evitar que la tecnología digital aumente la desigualdad en Latinoamérica

PARÍS (EFE/AFP). La revolución digital supone un riesgo de que sus tecnologías acrecienten la gran brecha social en Latinoamérica, pero si se consigue que sean accesibles a toda la población y que todos aprendan cómo utilizarlas ofrece un gran potencial de crecimiento. Estas fueron las ideas dominantes del undécimo Foro Económico sobre Latinoamérica y el Caribe organizado el viernes en París por el Gobierno francés, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dedicado a evaluar si la tecnología es un vector de desigualdad.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UDFM4ATIEFFOXI4YFGPO4PH2FE.jpg

“Eso no tiene por qué ser así”, aseguró el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, que contó cómo la difusión de los teléfonos inteligentes sirve para reducir la pobreza en Latinoamérica, porque ha permitido a muchas personas acceder a servicios financieros digitales en una región en la que cerca del 40 % de la población carece de cuentas bancarias.

Según Moreno, si los gobiernos latinoamericanos invirtieran más en inteligencia artificial, se podría incrementar “en casi un punto” el producto interior bruto (PIB) . Una cifra muy significativa teniendo en cuenta que la OCDE sólo espera un crecimiento del 1,7 % este ejercicio tras el 1,2 % de 2018.

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, advirtió de que el hecho de que casi un 40% de la población latinoamericana no tenga conexión a internet es “un riesgo para una mayor fractura social” que hay que combatir. Sobre todo porque a su juicio la nueva era digital ofrece “oportunidades” para las cuatro “trampas del desarrollo” que su organización señala en su último estudio sobre la región: la de la productividad, la del “aplastamiento” de las clases medias, la institucional y la medioambiental.

PUBLICIDAD

“No perder el tren...”

Sobre el tema de la tecnología, el presidente del BID instó también a “no perder el tren de la revolución tecnológica” y llamó a la región a elaborar una “estrategia ambiciosa” si quiere participar en la “economía del futuro” .

“Si bien es cierto que perdimos el tren de la revolución industrial no podemos perder este tren de la revolución tecnológica que avanza muy rápido” , dijo Moreno en París. “En estos momentos los países que lideran la carrera de la innovación son como sabemos Estados Unidos y China, seguidos por Europa, y la competencia por la primacía se está volviendo cada vez más feroz”, apuntó, en referencia a la actual guerra comercial que libran Washington y Pekín. 

Para él, “si América Latina quiere participar en la economía del futuro, debe fijarse objetivos claros y elaborar una estrategia ambiciosa”, que ponga hincapié en reformar el aparato educativo en la región para “adaptarlo a las necesidades del siglo 21”. Moreno tomó como ejemplo a seguir en el continente a Uruguay, que desde hace más de una década ofrece a cada maestro y alumno de escuelas públicas primarias laptops gratuitas. 

“Gracias a ello más de 80.000 estudiantes acceden a clases de inglés gracias a videoconferencias” , dijo. En lo que respecta a la brecha que existe entre países y también en un mismo país en el uso y acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, Moreno admitió que las “preocupaciones son legítimas”. 

Pero, enfatizó, “no tenemos que tenerle miedo a las tecnologías” ya que “las revoluciones tecnológicas también tienen la capacidad de ser factores para igualar las condiciones y mejorar las brechas de ingreso”.

No solo en América Latina 

El desafío para la equidad y para el mantenimiento del contrato social que garantiza la estabilidad no existe sólo en Latinoamérica, como explicó el secretario de Estado francés de Asuntos Digitales, Cédric O, que dijo que en su país -miembro del G7- 13 millones de personas, la quinta parte de la población, no utiliza internet.

La exclusión de sectores tan importantes amenaza con generar fenómenos de protesta y de rechazo social, indicó O, que se refirió a los “chalecos amarillos” que han sacudido el sistema político francés desde mediados de noviembre.

En el foro, en el que estuvieron entre otros el ministro chileno de Finanzas, Felipe Larraín, o los viceministros de Economía de Brasil, Marcelo Pacheco dos Guaranys, y Uruguay, Pablo Ferreri, se abordaron temas que han recobrado actualidad, como las negociaciones entre la Unión Europea (UE) y Mercosur para establecer un acuerdo de libre comercio.

Sobre la reunión planeó también por otro lado la sombra de las tensiones comerciales desencadenadas por Estados Unidos, y que si degeneraran en una guerra comercial con China podrían reducir el crecimiento de Latinoamérica en un 1%, según la OCDE. 

Expertos analizarán retos de economía regional 

BOGOTÁ (EFE). Expertos colombianos e internacionales analizarán durante dos días en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias los retos de la economía en América Latina durante la Conferencia anual de Estudios Económicos, se informó el viernes. La reunión, que organiza el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR), convocará en dicha ciudad, los próximos 6 y 7 de junio, a autoridades, académicos y representantes de organismos internacionales para “repensar la política económica en América Latina en un entorno incierto y cambiante”.

A la cita asistirá la economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), la estadounidense Gita Gopinath, quien “dará una perspectiva global de la política macroeconómica internacional con énfasis para América Latina y el Caribe” , detalló el FLAR en un comunicado.

Asimismo, analizarán el panorama de la región el vicepresidente de Conocimiento del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Pablo Sanguinetti, y el profesor de la Universidad de Cornell Eswar Prasad. Eswar “liderará la discusión sobre las implicaciones de las tecnologías nuevas y en desarrollo de la era digital sobre la política monetaria y la estabilidad financiera de América Latina”, agrega la información.

Estos expertos abordarán durante el evento, que cuenta con el apoyo del CAF, otros temas como los “retos de la política monetaria y de estabilidad financiera en la era digital” y “la nueva generación de reglas fiscales”. Habrá también análisis sobre “el futuro del empleo ante los cambios tecnológicos como la automatización” y “repensando la política macroeconómica internacional”. El FLAR lo conforman Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. 

Celulares

“Los teléfonos inteligentes sirven para reducir la pobreza en Latinoamérica, porque ha permitido a muchas personas acceder a servicios financieros”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD