Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión

Miles de niños y niñas son víctimas, muchas veces en silencio, de abusos físicos, sexuales y psicológicos, por lo que la ONU reafirma su compromiso de garantizar sus derechos y protección, a propósito del Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión que se celebra el 4 de junio.

Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión
Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de AgresiónArchivo, ABC Color

Aunque la fecha establecida por la ONU –el 19 de agosto de 1982– se refiere a los actos cometidos en medio del conflicto armado palestino-israelí, también reconoce el dolor que sufren los niños que son víctimas de maltratos físicos, psicológicos y sexuales.

Según el organismo internacional, la violencia infantil es «toda forma de perjuicio o abuso físico, mental o emocional, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual». Sin embargo, las amenazas, humillaciones, secuestro, negligencia, insultos, abandono afectivo y no dar educación o garantizar la salud del menor también son una forma de agresión.

El maltrato psicológico es uno de los que más sufren niños y adolescentes en el mundo.

Datos oficiales de ONG estiman que alrededor de 400 millones de menores en todo el mundo son esclavos, de los cuales 168 millones trabajan y 85 millones de ellos lo hacen en condiciones peligrosas.

Ante esta fecha es importante recordar que los niños tienen derechos inalienables e irrenunciables. Entre ellos destacan los cuatro principios fundamentales:

1. La no discriminación: todos los niños tienen los mismos derechos.

2. El interés superior del niño: cualquier decisión, ley, o política que pueda afectar a la infancia tiene que tener en cuenta qué es lo mejor para el niño.

3. El derecho a la vida, a jugar, la supervivencia y el desarrollo: todos los niños y niñas tienen derecho a vivir y a tener un desarrollo adecuado.

4. La participación: los menores de edad tienen derecho a ser consultados sobre las situaciones que les afecten y que sus opiniones sean tenidas en cuenta.

«Los niños necesitan paz y protección en todo momento. Las reglas de la guerra prohíben la captura ilegal de civiles, los ataques a escuelas u hospitales, el uso, el reclutamiento y la detención ilegal de niños y la denegación de asistencia humanitaria. Cuando surgen conflictos, estas reglas deben ser respetadas y quienes las incumplen deben rendir cuentas. Ya basta. Hay que poner fin a los ataques contra los niños». Henrietta H. Fore, directora ejecutiva de Unicef.