Agresiones al ambiente

Se acerca el Día Mundial del Medio Ambiente; tal vez en todo el mundo se realizarán actos conmemorativos y, así como el 22 de marzo nos acordamos del Día de la Tierra, seguramente habrá discursos y discursos; unos plantarán arbolitos, otros harán mingas ambientales, etc.

Objetivo: Interpretar la importancia de la recuperación de nuestro ambiente.


Pero después seguiremos matando lentamente a este nuestro único hogar. ¿Por qué solo ese día se habla, se actúa y se insta a cuidar el ambiente? A partir de esta edición publicaremos ejemplos de cómo seguimos matando lentamente nuestro ambiente y nuestros recursos y, como consecuencia, también nuestra supervivencia como una especie más del planeta Tierra, nuestro único hogar.


Hay un dicho que afirma que hay que actuar localmente y pensar globalmente. Si cada uno, en el lugar que ocupamos (ecosistema) hacemos lo que debemos hacer (nicho ecológico), la suma de todas las acciones de todos los habitantes del mundo haría reverdecer este planeta. Tu aporta tu granito de arena y procura que otros te copien.


Pastizales en peligro
Una especialista norteamericana en biodiversidad advirtió que las actividades no planificadas del hombre, entre ellas la agricultura no sustentable, apeligran la fauna migratoria. Alrededor de 20 especies de aves migratorias utilizan rutas nacionales y regionales para anidar, reproducirse y sobrevivir. Los pastizales y las praderas naturales son los ecosistemas considerados de importancia mundial ubicados en el hemisferio sur y que al igual que en el norte están en peligro de desaparecer por causa de actividades no planificadas por el hombre, y una de ellas es la agricultura.


Así lo indicó la coordinadora del Programa de Aves Migratorias del Servicio Forestal de los Estados Unidos, Carol Lively, que visitó el país con la intención de compartir experiencias sobre los trabajos de conservación de las áreas de importancia para las aves.
Los pastizales están bajo mucha amenaza por la agricultura, están en peligro de no existir dentro de 50 años y la conservación de las especies no solo debe hacerse en el lugar de hábitat sino en todos los países que atraviesan las aves, por lo cual se buscan alianzas por toda América para llevar adelante proyectos de conservación, explicó.

El proyecto parte desde los bosques boreales de Canadá, uno de los sitios más importantes para la reproducción de las aves, en las praderas de este país y de los EE.UU. también son vistos como lugares de interés natural para la reproducción de la avifauna.

Ya existe una alianza de pastizales que reúne a Brasil, Uruguay, Argentina y Paraguay con coordinadores en cada país que realizan trabajos de investigación para contar con mayor información sobre aves que permitan tener un censo.


La ONG Guyra Paraguay informó que Paraguay comparte una ecorregión llamada Pastizales de la Mesopotamia con Argentina, Brasil y Uruguay con la misma diversidad de especies que se mueven. Añadió que es necesario hacer una conservación en todas las áreas para identificar los pastizales más importantes e identificar dentro de esas regiones a las personas que estén interesadas en participar de la iniciativa, como ganaderos y gente que se dedica al cultivo de arroz.

Muchas especies de patos inmigran a los pastizales del Paraguay.

Villa Hayes se queda sin cerros
Antiguamente la zona del Bajo Chaco, en especial el distrito de Villa Hayes, tenía una gran cantidad de importantes cerros, como el Confuso, Galván y Siete Cabezas, además de otros de menor altura. A raíz de la sobreexplotación de los mismos como canteras para extraer piedra triturada, preocupa el tremendo daño ambiental que provocan, además, como es un recurso natural no renovable, estas bellezas paisajísticas ya no las volveremos a admirar... ¡a no ser que vuelvan a erupcionar como volcanes!


Entrada a la planta industrial de la minera Ypacaraí, que es la mayor explotadora de piedra en Villa Hayes.


Algas tóxicas en el lago Ypacaraí
“...Junto al lago azul de Ypacarai”, estas letras de la guarania hoy ya están desubicadas, las aguas del lago Ypacaraí están cubiertas de algas tóxicas, en la ribera de Areguá e Ypacaraí. Estas algas son cancerígenas y letales para el ser humano. La Secretaría del Ambiente (Seam) había resuelto advertir sobre este peligro, pero no existe ningún cartel en la zona.

Las algas son de la especie Cyanobacteria microcystis aeruginosa (microcistina). Es conocida como potencial productora de hepatotoxinas (produce hemorragias masivas en el hígado, rompe su estructura y con ciertos efectos sobre los riñones) y promotora del cáncer. La dirección de Recursos Hídricos de la SEAM había desacreditado una publicación de ABC al respecto, el año pasado, pero la propia institución reconoció después el peligro y emitió un documento de advertencia, tras un estudio de expertos traídos por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA, por su sigla en inglés). Las principales causas de esta proliferación de algas es el vertido sin control de los efluentes de industrias y los desechos domiciliarios de la cuenca del lago.

Ninguna señalización de advertencia sobre las aguas tóxicas del lago Ypacaraí.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD