Una Navidad más ecológica

Nuestro año escolar está terminando. Te estuvimos acompañando en tu proceso de aprendizaje y quisimos ser una ayuda para ti, proporcionándote materiales para facilitar esas experiencias. Ahora tienes por delante un tiempo libre para descansar, reponer energías y recomenzar el año próximo. ¡Felices vacaciones!

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/POR67F5QFJG5ZOJKUKI4NSYO3Q.jpg

Las celebraciones de fin de año, Navidad y Año Nuevo, son festividades muy importantes para nuestra sociedad porque constituyen momentos que compartimos con nuestra familia, amigos o incluso vecinos, las actividades que se realizan se convierten en una experiencia positiva que nos acercan más a las personas de nuestro entorno.

Lamentablemente, estas fechas también pueden tener un aspecto negativo en las personas y el medioambiente.

Semanas antes de celebrar las fechas mencionadas se inician las campañas publicitarias, que impulsan a las personas a comprar, comprar y comprar, incluso cosas que no necesitan de modo que las fiestas se transforman en un tiempo de excesos en varios aspectos.

PUBLICIDAD

Movidos por el afán consumista, nos lanzamos a gastar más de lo que tenemos, a comer y beber más de lo que necesitamos y a estresarnos en lugar de relajarnos y disfrutar. Las principales consecuencias negativas de las fiestas de fin de año en el medioambiente son: aumento de los residuos generados, aumento del consumo energético, desperdicios de alimentos.

Obsequia de manera inteligente

No compres precisamente el regalo más caro o grande. Elige regalos ecológicos como plantitas, una mascota adoptada, objetos hechos con material reciclado, alimentos que prepares tú mismo, o simplemente regala tu tiempo y compañía a las personas que te aman. Opta por obsequios que tengan el mínimo de envoltorios o embalajes para no generar muchos residuos. En caso de regalar tarjetas, usa papel reciclado.

No derroches

Esto se aplica a todo: la comida, bebida, el tiempo. Prepara o compra solo la cantidad de alimentos que van a consumir y puedan ser guardados en el congelador para su uso posterior en caso de que no sean utilizados. Piensa que existen muchas personas que son menos afortunadas que tú y prepara, dentro de tus posibilidades, algún alimento para compartir con ellas (puede ser un vecino o conocido).

Disminuye el consumo de energía

Coloca las luces de adorno solo cuando se aproximan las fiestas, no con tanta anticipación y usa bombillas o luces de bajo consumo energético. Apaga las luces durante el día.

Recicla y reutiliza

Prepara tus propios adornos navideños con materiales reciclados y no los tires una vez pasadas las fiestas, sino guárdalas para modificarlas y reutilizarlas en las siguientes fiestas.

Fuentes:

http://www.ecologistasenaccion.org

http://www.consumer.es

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD