Casera y liviana

Esta mermelada es ideal para los que les gusta experimentar con nuevas combinaciones de sabores. Prepararla en casa es muy fácil y podremos utilizarla con tostadas, como relleno de tartas o disfrutarla con una rica porción de queso.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/F74XFTGYTBG7VGYTUWKU2C3PFI.jpg

Mermelada de manzana verde y zanahoria

250 g de zanahorias

1 kg de manzanas verdes

PUBLICIDAD

8 cdas. de edulcorante en polvo para cocción

1 limón

1 ramita de canela

1. Pelar las zanahorias, cortarlas en trocitos y cocinarlas al vapor o en una cacerola con muy poca agua hasta que estén bien tiernas. Escurrir y reservar. 

2. Pelar las manzanas, extraer sus semillas y reservarlas.

3. Cortar las manzanas en trocitos y procesarlas con las zanahorias cocidas, sin llegar a formar puré.

4. Envolver las semillas de las manzanas y la ramita de canela con una gasa. 

5. Pasar la mezcla de manzanas y zanahorias a una cacerola, e incorporarle el edulcorante, el jugo del limón y el paquetito con semillas. 

6. Cocinar a fuego suave hasta que alcance el punto mermelada. 

7. Retirar de la olla la bolsita con las semillas y canela, y distribuir la mermelada en frascos de 500 g, previamente esterilizados. 

8. Tapar y esterilizar los frascos cerrados, hirviéndolos durante 20 min.

9. Retirar los frascos cuando el agua se haya enfriado, y guardarlos en un lugar fresco y seco.

ALGUNOS SECRETOS

- Si la preparación se seca o encoge en el frasco, es porque ha sido cocida demasiado, no se tapó el frasco herméticamente o no se guardó en lugar fresco. 

- Si se produce moho es porque se cocinó poco tiempo o se usaron frascos no esterilizados. 

- Si se forma líquido en la superficie del frasco, es porque la mezcla no hirvió el tiempo necesario.

- Esta mermelada se conserva hasta seis meses en lugar fresco y oscuro. Una vez abierto, guardar en la heladera y consumir en menos de un mes.

lacienciadelbuencomer@gmail.com

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD