Cómo obtener frituras perfectas

La fritura es la cocción mediante inmersión en aceite o grasa muy caliente, de manera que se forma una costra en el exterior y el interior queda jugoso. Parece sencillo, pero, en realidad, no cualquiera puede lograr una fritura perfecta. Para que el alimento quede bien crujiente y sabroso no es suficiente introducirlo en aceite y dejar que se haga. Aquí, algunos trucos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/LNPWBUFYJZG5LCUYMVFPTMHM5A.jpg

- Los alimentos deben estar lo más secos posible. De lo contrario, con agua o líquidos, el aceite salpicará fuertemente, con los consiguientes riesgos de quemaduras. Seque las papas con un repasador limpio para hacer papas fritas.

- Los alimentos a freír deben tener un tamaño parejo, evitando que sean demasiado grandes porque esto impide que la temperatura alcance el centro de la pieza y no se cocina bien en su totalidad.

- No tapar la sartén mientras se fríe, para impedir que los vapores que se van condensando alteren el aceite. El exceso de aceite se puede corregir utilizando papel absorbente. 

- Calentar la sartén y espolvorearla con un poco de sal antes de echar el aceite o la manteca evitará salpicaduras, y que los alimentos se peguen en el fondo. 

- Utilizar, siempre que se pueda, aceite de girasol, de maíz o de oliva, limpio y sin reutilizar. El exceso de utilizaciones crea en la grasa elementos nocivos para la salud. 

- Lo peor que puede hacer es echar aceite nuevo al aceite usado. El aceite usado ya ha formado radicales libres y, aunque se agregue aceite nuevo, este va a sufrir la misma reacción y también se va a alterar.

- Utilizar siempre un aceite limpio. Se debe filtrar el aceite tras cada fritura para eliminar restos de alimento que quedan flotando, y que favorecen su oxidación y descomposición.

- Un aceite no debería utilizarse más de dos o tres veces para freír, especialmente si ha humeado o está oscurecido.

- No sumergir los alimentos en el aceite hasta que este se encuentre a la temperatura adecuada. Si el aceite está demasiado frío, los alimentos se empaparán hasta su centro en él y no quedarían crujientes. La inmersión en el aceite muy caliente crea una costra externa que evita que el aceite penetre hacia el interior y el vapor de agua salga al exterior, con lo que quedan crujientes y jugosos. 

- Cuando tengamos grandes cantidades de alimentos a freír, debemos resistir la tentación de echar muchos a la vez. Esto provocará la rápida caída de la temperatura del aceite y la inadecuada fritura. 

- Siempre que sea posible, los alimentos deben quedar completamente sumergidos en el aceite durante su fritura. 

- Determinados alimentos ricos en agua, como los pescados, deben ser recubiertos de una película de harina o huevo y pan rallado; si no, el vapor de agua ocasionaría que no se pudieran dorar y freír adecuadamente. 

- Para saber si el aceite está caliente, se puede echar una miga de pan o, un fósforo sin encender, el cual quedará flotando en el aceite. Cuando llega a la temperatura adecuada para freír, el fósforo se enciende y se apaga solo. Retírelo y comience a freír.

- La fritura debe ser rápida sin remover en exceso. 

- No cambiar de lado el producto pinchándolo. Si lo pinchamos, saldrá el agua del interior estropeando el resultado.

Temperaturas

- Como norma general, determinados alimentos como las milanesas, las croquetas o papas fritas deben freírse a temperaturas próximas a 180 ºC.

- Otros alimentos con mayor contenido acuoso (verduras, locotes, pescados enharinados, rebozados o empanados) deben freírse a una temperatura ligeramente menos elevada (alrededor de 160 ºC).

- Temperaturas más bajas deben emplearse para determinados alimentos que por su grosor tardarán más tiempo en cocinarse o que requieren de una fritura más lenta; estos se cocinarán a 140 ºC.

marialoffler25@yahoo.com.ar

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.