Misión: instalar la cultura de la legalidad en la magistratura

La jueza Vivian López tiene una misión paralela a su función de dirimir conflictos en el ámbito civil y comercial: formar a sus colegas en la cultura de la legalidad. Para ello, los Principios de Bangalore serán su guía.

Vivian López, jueza en lo Civil y Comercial.
Vivian López, jueza en lo Civil y Comercial.Archivo, ABC Color

“Las Naciones Unidas, a través de su oficina Unodc que está en Viena, está promoviendo la cultura de la legalidad. Ya nació hace más de 20 años, pero hoy se está logrando que prácticamente 200 países reunidos en Doha, Catar, en este mes de febrero, aprueben la última versión de Los Principios de Bangalore, que son los principios éticos que deben regir a todo juez en el mundo entero, sin importar el sistema jurídico”, explicó antes de su viaje a Doha, para participar en la Global Judicial Integrity Network 2020.

Los Principios de Bangalore, aprobados en el 2003 y vigentes en numerosos países, son prácticamente una novedad en América Latina, donde solamente los aplican Argentina, Brasil, Chile, Perú, Panamá y Ecuador.

Independencia, imparcialidad, integridad, corrección, igualdad, competencia y diligencia son los principios a ser respetados, para lo cual cada magistrado deberá observar una conducta acorde a su función. Dichos reglamentos son acordes a lo previsto en el artículo 11 de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción.

PUBLICIDAD

“¿Qué significa esto? La corrección, la equidad, el trato igual a las partes, cómo debe vestir un juez, cómo debe ser con sus propios colegas, con los abogados y las partes. La conducta del juez”, dijo la magistrada López.

“Me parece muy importante porque hace a la formación del juez y la carrera judicial, de que estos principios se tengan en cuenta no solamente para ser juez, sino para mantener el cargo. Y que deben ser también una forma de medir la capacidad, no solo el título académico, sino si uno es leal a sus principios, si uno no hace trampa, la formación ética del juez es tan importante, incluso más que su propia formación académica”, indicó tras precisar que es un gran paso de las Naciones Unidas y una gran oportunidad para Paraguay.

“Es una oportunidad para Paraguay de ocupar la mesa en lugares internacionales, es importante que el país esté, que nuestra bandera se vea y que cuando se mencionan otros países, también esté Paraguay, porque quiere decir que estamos peleando y eso es importante. Tratar de estar y de hacer un buen papel también, de que no se crea que está todo mal; que hay algo allá en el fondo que puede ser que esté bien y eso da esperanza y sin esperanza no podemos seguir”, acotó la magistrada.

PUBLICIDAD

rferre@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD