ACA perdió a ocho militantes y a su principal reclutador

La captura en Arroyito de Asterio Larrea (41), supuesto reclutador de la Agrupación Campesina Armada (ACA), podría significar otro golpe devastador para la banda terrorista, que en solo un mes perdió a ocho fusileros, entre los cuatro abatidos y los cuatro últimos detenidos. La Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) maneja datos concretos acerca de que el sospechoso introdujo a varios menores al grupo criminal, entre ellos a su propia hija Gladys L. A. (16), quien se encuentra presa a raíz de que su foto fue encontrada en uno de los campamentos desmantelados por los organismos de seguridad.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/H4I7NGNFSVAK5LM5ZNAL2WHDM4.jpg

La detención de Asterio Larrea fue practicada por la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) el jueves último en el asentamiento Núcleo 6 de la localidad de Arroyito, distrito de Horqueta, departamento de Concepción.

Según el fiscal antisecuestro Joel Milciades Cazal Cristaldo, la señora Agustina López denunció que su vecino Asterio Larrea fue quien introdujo al grupo armado a su hijo, el menor Andrés Fernández López (15), quien cayó abatido en un ataque aéreo de la FTC, el 19 e setiembre pasado en el asentamiento Núcleo 3 de Arroyito.

El representante del Ministerio Público precisó que Larrea será imputado por violación a la patria potestad, porque llevó al adolescente sin el consentimiento de sus padres, y también por asociación terrorista, debido a que colaboró con el grupo delictivo para unir a una persona más en sus filas.

La foto de su hija se encontró en un campamento

El supuesto reclutador de la ACA es padre de Gladys L. A. (16), detenida el 16 de julio pasado en Arroyito, luego de que se descubriera que la menor militaba desde hacía varios meses en el grupo responsable de la muerte del sargento 1º César Antonio Fernández Carballo y del teniente 1º Mario Francisco Ávalos Cañete, acribillados en la madrugada del 8 de diciembre del año pasado en un operativo en un campamento de los criminales en el asentamiento Núcleo 5.

Gladys era buscada desde el 5 de febrero pasado, cuando un equipo táctico de la FTC volvió a asaltar otro campamento de los criminales, esta vez en un monte del asentamiento Núcleo 2, donde se desató una feroz balacera, pero sin resultado positivo para los organismos de seguridad. En aquella ocasión, una foto de la menor fue hallada entre la serie de imágenes hechas en la guarida de la banda.

Otros cuatro capturados reconocidos en videos grabados en el monte

La detención de Asterio Larrea fue precedida por la captura de otros tres fusileros de la Agrupación Campesina Armada (ACA), una célula terrorista desprendida del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

El martes último, por ejemplo, fue arrestado en Horqueta José Luis Lima Vargas (23), quien aparece junto a Albino Ramón Jara Larrea (22), uno de los cabecillas de la banda, en un video grabado hace menos de un mes.

En la cinta difundida se ve a Lima Vargas sosteniendo un fusil M4, al lado de Jara Larrea, quien a su vez exhibe su fusil AK-47, ambos calibre 5.56.

Según los datos, el joven arrestado habría regresado hacia su casa de la localidad de Cepingo Cañada de Horqueta luego de los últimos ataques de la FTC en los que murieron cuatro de sus cómplices, Hugo Daniel Martínez Lugo (23), Eduardo Florenciano Vega (21), Andrés Fernández López (15) y Marcos Ramón Ojeda Jiménez (20), en el asentamiento Núcleo 3 de Arroyito.

La detención de José Luis Lima Vargas se sumó así a la captura de otros dos integrantes reconocidos de la gavilla, Adrián Fernández Fernández (18) y Darío Mancuello Rodríguez (25), quienes cayeron el 5 de octubre de 2014 en Kurusu de Hierro.

Otro militante de la organización delictiva ACA, Reinaldo Zeballo Colmán (18), fue apresado el 9 de junio de 2014 en Kurusu de Hierro, junto a un hermano de Domingo Ovelar González (18), alias “Mingo”, uno de los integrantes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), grupo armado que mantiene secuestrado al menor Arlan Fick Bremm y al policía Edelio Morínigo Florenciano.

Coincidentemente, los tres últimos detenidos de la ACA, Reinaldo Zeballo Colmán, Darío Mancuello Rodríguez y Adrián Fernández Fernández, también fueron individualizados como integrantes activos luego de la difusión de un video de una práctica de tiros en el monte.

De momento, siguen prófugos los hermanos Alfredo Jara Larrea (24) y Albino Ramón Jara Larrea (22), Rudy Ruiz Sosa (31) y Mariano López Velázquez (20).

La nómina de fugitivos concluye con Silverio Acosta Zacarías (32), Rubén Darío López Fernández (32) y Luciano Argüello (22), aunque estos tres últimos ya habrían desertado de la ACA y supuestamente pasaron al grupo grande del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

ileguizamon@abc.com.py