Cocaína incautada cuesta US$ 26 millones en Europa

El cargamento de 269 kilos de cocaína interceptado por la Policía en el Puerto Fénix de Mariano Roque Alonso, el jueves de tarde, justo antes de que fuera enviado a Suiza entre maderas, cuesta más de 26 millones de dólares en Europa, donde debía ser redistribuido en varios países. Sin embargo, como ocurre generalmente, el “polvo blanco” confiscado casi de seguro iba a ser mezclado con otras sustancias para aumentar su volumen antes de ser comercializado entre los consumidores, que pueden llegar a pagar hasta 100.000 dólares el kilo, lo que a su vez aumentaría las ganancias de los financistas.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/4EI4H4DD4BEGDA46MUPPKCS6GI.jpg

Según los datos, actualmente en Europa se paga hasta 100.000 dólares por cada kilo de cocaína, lo que equivale entonces a 26.900.000 dólares en materia de pérdida para los financistas del gran alijo requisado el jueves de tarde en una operación de la Policía en el Puerto Fénix de Mariano Roque Alonso.

La operación fue ejecutada por la Unidad de Investigación Sensible (SIU) y el departamento Antinarcóticos, que detectaron la mercancía oculta dentro de un contenedor repleto de madera, que iba a ser enviado a Suiza, centro de Europa, a más de 13.000 kilómetros de Asunción.

Los uniformados descubrieron un “gancho ciego”, que es un pequeño espacio libre en el fondo del contenedor, en medio de la madera, donde con ayuda del can antidrogas “África” hallaron seis bolsones de mano y una maleta, que a su vez contenían más de 30 panes de cocaína cada uno.

En total, la droga requisada pesó 269,685 kilogramos, la 18ª carga más grande agarrada en Paraguay.

Los primeros detenidos por el caso fueron los auxiliares despachantes Fidencio Santander Villasboa (32) y Ricardo Domingo Guerrero Martínez (46), aunque la Policía informó posteriormente que en los documentos del envío figura como responsable el señor Antonio Bernal Fernández (61) y también la empresa importadora “OGP”, de Osvaldo González del Padre (30), siempre según lo que dijeron los intervinientes.

Trasbordo en alta mar

De acuerdo con informes recabados por los antidrogas de Paraguay, el sistema de “gancho ciego” que pretendían utilizar los narcotraficantes para este envío a Suiza se emplea generalmente para rescatar la mercancía en alta mar, durante el viaje en barco, y hacer trasbordo a otra embarcación para ir dejando la cocaína en los distintos puertos de la región.

El sistema de “gancho ciego” suele funcionar perfectamente en operaciones ilegales de tráfico de drogas, ya que el estupefaciente se esconde entre un pequeño espacio vacío en medio de la carga original.

En este caso, los seis bolsones de mano y la valija que contenían los 269 kilos de cocaína estaban ocultos entre cinco tirantes, que solo necesitan ser movidas para sacar la mercancía y luego volver a acomodar la madera en su lugar original.

El Puerto Fénix, situado en Mariano Roque Alonso, donde se produjo la requisa de los 269 kilos de cocaína, el jueves último, viene convirtiéndose en uno de los principales puntos de partida de grandes cargas de drogas enviadas a Europa y África.

Pese a que la Policía duda que la empresa en sí mantenga vínculos con los narcos, los antidrogas sí resaltaron la fragilidad de los controles de los contenedores, antes de ser embarcados.

Entre salsa de tomate

La última operación efectuada por la Policía en el sitio data del 1 de febrero pasado, cuando agentes de la SIU y de Antinarcóticos habían atrapado 300 kilos de cocaína, que fue detectada luego de un control al que fue sometido un contenedor cargado con 1.400 latas de salsa de tomate de ocho kilos, que debía ser embarcado con destino al puerto de Málaga, España.

Megacarga

Antes de aquel procedimiento, específicamente el 31 de mayo de 2011, los mismos efectivos policiales confiscaron un cargamento que entonces era récord, de 875,575 kilogramos de cocaína, que iba a ser enviado mimetizado en bolsas de arroz a Mozambique, África, y luego redistribuido principalmente en el mercado de consumo de Sudáfrica, Europa y Asia.

En Hamburgo, Alemania

Otro megacargamento de 1.300 kilos de cocaína llegó a ser enviado desde el Puerto Fénix sin ser detectado por los antidrogas, el 21 de marzo de 2010, aunque la mercancía finalmente fue atrapada en el puerto de Hamburgo, Alemania, el 12 de abril de ese mismo año.

En aquella ocasión también fue detenido por los europeos un oficial de Policía paraguayo que acompañaba la carga, de acuerdo con los antecedentes del caso.

En el puerto de Nápoles, Italia

Asimismo, en abril de 2006, funcionarios aduaneros y policiales del puerto de Nápoles, Italia, secuestraron un cargamento de 322 kilos de cocaína que fueron enviados desde Puerto Fénix entre paquetes de carbón vegetal, según los archivos de la Policía.

ileguizamon@abc.com.py