Descabezan gavilla conectada a asaltos y secuestros

Los tres asaltantes detenidos por la Brigada N° 2 de Investigación de Delitos en Fernando de la Mora, en posesión de explosivos, armas, municiones y herramientas, planeaba supuestamente hacer volar la bóveda de un banco de Asunción y luego “desaparecer” por algún tiempo. Sin embargo, el operativo que condujo el subcomisario Feliciano Martínez no solo permitió frustrar el golpe, sino que además consiguió sacar de las calles a peligrosos maleantes vinculados con decenas de atracos y hasta secuestros.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/TUBRNJJXORA2PNK6IPOF6SFTI4.jpg

Franco Mareco es un conocido “levantador” de autos que trabajaba para el autotraficante internacional Hugo Insfrán Santacruz y que también fue vinculado con el Gral. (SR) Humberto Garcete.

Actualmente era buscado, entre otros casos, por un asalto domiciliario ocurrido el 23 de junio pasado en el barrio Carmelitas de la capital, en la jurisdicción de la Comisaría 10ª Metropolitana. En aquella ocasión, los maleantes robaron un automóvil Kia Cerato 2009, que fue abandonado el 28 de agosto, luego de que la misma banda intentara asaltar en Loma Pytá a un contratista y a su hijo que llevaban G. 60 millones para pagar a albañiles de una obra, cerca de la ex-Caballería. La Policía halló por el vehículo las huellas de Diego Alberto Martínez Cáceres (27), alias “Ryguasu kuru”, actualmente detenido por el asalto al Banco Nacional de Fomento de Villarrica.

A Camilo Franco se le atribuye otro atraco domiciliario perpetrado el 17 de diciembre de 2011, también en el barrio Carmelitas de Asunción, en la jurisdicción de la Comisaría 10ª Metropolitana, residencia de un ingeniero agrónomo.

Además, un automóvil Chevrolet Corsa perteneciente al detenido había sido incautado el 7 de mayo pasado frente a una empresa de Ñemby y cuando estaba al mando del argentino Nelson Javier Bentolila, quien fue filmado un día antes cuando ingresó a robar en la casa de un neurocirujano, en el barrio Santísima Trinidad de la capital, jurisdicción de la Comisaría 12ª Metropolitana.

Escapó tras un tiroteo en San Lorenzo

Cristhian David Flecha Florentín (33) cuenta con una orden de captura y al menos 12 antecedentes por delitos como reducción, hurto agravado, tentativa de hurto, además de prohibición de salida del país.

Flecha Florentín también es un conocido robacoches buscado desde el 23 de febrero pasado, cuando se enfrentó a tiros contra policías que le sorprendieron junto a su banda cuando estaban a punto de perpetrar un golpe en San Lorenzo. En aquel procedimiento, fueron arrestados sus dos cómplices, Víctor Hugo Pereira y Pedro Lucio Núñez Ovelar, ambos también conocidos malvivientes.

La Policía sostiene que Cristhian Flecha también participó en otros sonados atracos, como al Banco Nacional de Fomento (BNF) de Villarrica, ya que habría robado la camioneta Toyota Noah usada para materializar el multimillonario robo. Asimismo, se sospecha de su implicancia en el asalto frustrado a un contratista y su hijo, en Loma Pytá; el atraco a la casa de un cambista, en que murió uno de los asaltantes en el barrio Hipódromo, y el mortal asalto a empleados de Copalsa, en Capiatá, donde fallecieron el conocido asaltante Rafael Riveros y una de las víctimas.

Las últimas detenciones de Cristhian Flecha datan del 20 de mayo de 2010, cuando agentes de la Brigada Central lo atraparon en San Lorenzo, y el 4 de julio de 2008, cuando un abogado lo sorprendió in fraganti tratando de robarle su camioneta, en el barrio Villa Guaraní de Asunción, en la jurisdicción de la comisaría 10ª Metropolitana. Así como a Camilo Javier Franco Mareco, a Cristhian David Flecha Florentín se lo involucra directamente con una megabanda de asaltantes que perpetró varios robos domiciliarios y golpes a entidades financieras, entre el 2010, 2011 y principios de 2012. El grupo estaba integrado por los hermanos Gabriel de los Santos Rojas, Paublo Ricardo Rojas y Juan Carlos Rojas, alias “Kung Fu”, todos actualmente encerrados. También figuran los otros hermanos prófugos Francisco Fretes Marecos e Ismael Fretes Marecos, así como los abatidos Rafael Riveros y Teodoro Benítez Marín.

LAS EVIDENCIAS REQUISADAS DEL PODER DE LOS SOSPECHOSOS

Un maletín repleto de dinamita en gel, un rollo de cordón detonante,
un gato hidráulico con sus accesorios, un taladro manual, un cortacadenas,
10 ganzúas para abrir vehículos, nueve controles de portón eléctrico, tres manojos de llaves, siete destornilladores, dos pinzas, un buscapolo de batería, una escopeta calibre 12, 10 cartuchos para escopeta, un chaleco antibalas,
una revolvera de cuero, tres tapabocas, una campera de camuflaje, un uniforme de Prosegur, cuatro quepis y una botinera.

ileguizamon@abc.com.py