El cruel final de un político oviedista en San Pedro

Con la captura de cuatro de los presuntos involucrados en el sangriento crimen del médico Óscar Darío Carballar, quien era candidato a gobernador de San Pedro por el Unace, la Policía prácticamente aclaró el caso, que aparentemente fue con fines de robo, aunque también se analizan otras aristas que desencadenaron el asesinato. Ahora solo resta la captura de otros dos supuestos autores materiales del ilícito, quienes justamente fueron delatados por uno de los ahora arrestados. Este último incluso detalló cómo se planificó y ejecutó el mortal asalto en la zona de Santaní, hace exactamente dos semanas.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/FYNZUUW7ZJAENFFJCH5XHRITXY.jpg

Carballar era médico y trabajaba en una radio local. También era candidato a gobernador del departamento de San Pedro por el partido Unace.

Los vecinos, tras hallar el cuerpo, comunicaron el caso a la Policía. Los intervinientes observaron al menos 19 puñaladas en el cuerpo de la víctima.

Asaltado, raptado y ultimado

De acuerdo con los datos obtenidos del seno de la investigación, tres hombres llegaron a pie a la casa del médico, en Santaní, en la noche del domingo 18 de noviembre y, tras torturarlo, se apoderaron de varias cosas que había en el lugar y una pequeña cantidad de dinero.

Posteriormente, los mismos maleantes raptaron a su víctima y la llevaron en su propia camioneta, una Great Wall Wingle, color verde.

Durante el trayecto de huida, los marginales se detuvieron en un punto oscuro y ultimaron de 19 puñaladas al médico y político, para finalmente dejar abandonado su cuerpo. Los asaltantes se repartieron el botín y se dispersaron.

La búsqueda y el cruel hallazgo

El lunes 19 de noviembre, como Carballar no había aparecido, sus familiares denunciaron su desaparición y se inició la búsqueda del candidato a gobernador.

Tras la intervención de la Policía y luego de más de 12 horas de intensa búsqueda, fue localizado el cadáver de la víctima, con lo que fueron desbaratadas las esperanzas de sus allegados de recuperarlo con vida.

Cerca de las 23:30 de esa misma noche, la Policía encontró la camioneta marca Wingle de color verde del fallecido, en el sitio denominado Puerto Fino, barrio San Rafael de Mariano Roque Alonso. El rodado estaba en llamas y la Policía fue alertada por los vecinos.

Operativos simultáneos y detención de sospechosos

El jueves 29 de noviembre, agentes de la división Homicidios del departamento Investigación de Delitos, apoyados por efectivos de la comisaría 8ª de Santaní, ejecutaron varios operativos simultáneos en busca de los asesinos del médico y candidato a gobernador Óscar Darío Carballar.

Los primeros allanamientos se hicieron a tempranas horas de la mañana en la colonia Maracaná de Canindeyú, donde fueron detenidos Teódulo Cañete Rivas (33), Marciano Quiñónez Villalba (20) y su hermano Samuel Quiñónez Villalba (25). Este último admitió su participación.

En tanto que en una casa de Asunción fue capturado a la misma hora Mario Ricardo Jacques (32), quien registra antecedente por estafa y lesión de confianza y figura en el cruce de llamadas efectuadas tras la desaparición del político.

En Limpio también fue cateada una vivienda, pero no se hallaron evidencias.

Las conexiones

Uno de los tres detenidos en Canindeyú, Samuel Quiñónez Villalba, se declaró autor confeso del hecho y reveló que además participaron Nery Aníbal Areco Piris (26), cuya casa también fue intervenida en la zona de Calle 10.000 de Santaní, y Huver David Barreto Villalba (21), el supuesto cabecilla. Los parientes de este incluso entregaron a la Policía un rifle que fue robado de la casa de Carballar.

En una nota con el jefe de la comisaría de Santaní, comisario principal Guido Colmán, este manifestó que Samuel Quiñónez, uno de los detenidos, reconoció su implicancia en el caso, pero aseguró que actuó por orden de Huver David Barreto y Nery Aníbal Areco Piris, quienes hasta ahora se encuentran prófugos.

Samuel dijo que además de las cosas robadas de la casa también se habían apoderado de G. 500.000, que se repartieron a G. 150.000 cada uno.

El comisario Colmán señaló que Quiñónez reveló que la camioneta de Carballar fue llevada por Huver hasta la zona de Mariano Roque Alonso, luego de que se dispersaran tras el macabro asesinato.

En otro momento, Samuel reveló que Carballar ya fue muerto el domingo 18 de noviembre en horas de la noche, y no el lunes a la mañana como se había comentado al principio.

Con respecto al detenido Mario Ricardo Jacques, se comprobó que se comunicó con Huver y con Nery antes y después del asesinato, lo que hace suponer que sabía del ilícito.

La investigación del caso prosigue a cargo de la fiscala Marta Garcete, juntamente con el comisario César Silguero, de Homicidios de Investigación de Delitos, y el comisario Guido Colmán, titular de la comisaría 8ª local.

Familiares y amigos del político Óscar Darío Carballar reclamaron en forma vehemente a los representantes de la justicia el esclarecimiento y castigo a los responsables del crimen. Anunciaron que pedirán la destitución del ministro del Interior, Carmelo Caballero, si no existe una pronta respuesta sobre este caso.

Hasta ahora, resta la captura de los dos principales sospechosos, Huver David Barreto Villalba y Nery Aníbal Areco Piris.

El padre y un hermano de este último ya fueron nuevamente desvinculados de la causa.

ileguizamon@abc.com.py