El derroche en salarios pone en jaque a la Corte Suprema

Los ministros de la Corte Suprema de Justicia y dos directores administrativos del Poder Judicial están en el ojo de tormenta por la concesión de millonarios montos en concepto de salarios, aguinaldos, bonificaciones y gratificaciones en diciembre pasado, que inclusive llegaron a los G. 71 millones. Ante el silencio de los protagonistas, gremios de abogados y el principal sindicato de funcionarios judiciales exigen una aclaración. El derroche contrasta con las necesidades y precariedades de los juzgados y las huelgas anuales por reinvindicaciones salariales.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/45YAJIBOQZB3BJEYYP2QALPSYY.jpg

Los números no condicen con la realidad de nuestro país en lo que respecta a haberes, sino más bien son “dignos del Primer Mundo”.

Nuestro diario pudo acceder al extracto de salario de los dos administradores del Poder Judicial, Roberto Torres Cardozo, director de administración y finanzas, y Rosa Lucía Santacruz, directora financiera. Además, al cuadro comparativo de ingresos de todos los funcionarios (ver facsímiles).

Llamativamente, y luego de la primera publicación periodística, fue bloqueado el acceso a consultas de extractos de saldo de salarios a través de la página web del Poder Judicial. Supuestamente, y desde la primera semana de enero, se realizan “ajustes” a la página.

En el extracto de sueldo del sistema informático del Poder Judicial se indica que el ministro Luis María Benítez Riera percibió G. 57.711.369 en diciembre de 2012, en que se incluye el aguinaldo. En todo el año, el ministro ganó casi G. 360 millones, entre G. 24 y 27 millones por mes, según los cálculos.

Por su parte, la directora financiera Rosa Lucía Santacruz cobró G. 71.235.701. De acuerdo al extracto, repetidamente y en seis ocasiones, logró cobrar bonificaciones y gratificaciones por G. 44.438.996, y por gastos de representación, G. 9.750.000. En todo el año, se alzó con nada menos que G. 316.808.881.

A su vez, el director de administración y finanzas, Roberto Torres, se embolsó en diciembre G. 58.973.460 y G. 261.771.743 en todo el año. Torres recibió el último mes, por cinco “bonificaciones y gratificaciones”, 43.456.648 guaraníes en total.

Según el organigrama, Torres tiene un cargo superior al de Santacruz, pero la funcionaria percibió más. La directora financiera, por su parte, señaló que el dinero que cobró está “respaldado” y es “legal”. “El salario de diciembre incluye el aguinaldo y que el sistema de liquidación va separando los conceptos de las bonificaciones, pero se imputa en el mismo rubro presupuestario, lo que genera una gran confusión. A lo mejor es indignante, pero yo no tengo la culpa de que sean las reglas del juego, y si me sacan del cargo, la persona que asuma va a cobrar los mismos beneficios”, argumentó.

Mientras estos números ofenden a muchos, los gastos de la Corte solo son auditados por su inferior, el Tribunal de Cuentas, que año tras año aprueba su rendición. La intervención de la Contraloría está vedada porque la máxima instancia accionó y falló a su favor para que sea el tribunal contencioso-administrativo dependiente realice esa labor.

griselda@abc.com.py

rferre@abc.com.py