EPP vuelve a golpear, pero pierde a un jefe

En un nuevo golpe, el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) mató a un efectivo de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), eliminó a un peón de un establecimiento ganadero y secuestró a un adolescente de 16 años, hijo de un colono brasileño en la zona de Paso Tuyá, distrito de Azotey, Concepción. El grupo criminal, sin embargo, acusó un duro golpe al perder a uno de sus jefes operativos y a un activo miembro en el sangriento episodio. La nueva ofensiva de la banda motivó la reacción de los órganos de seguridad que concentran toda su atención en la Zona Norte del país, para tratar de ubicar y capturar a los criminales.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/Y64MSYEVIBHQLJ3R6ADZZ4SBGQ.jpg

Los restos del peón Isaac Arce (37), desaparecido el miércoles luego del enfrentamiento a tiros en el que también murieron el vicesargento 1º de Material Bélico del Ejército Hugo Andrés Monges Ramírez (21), a más de Bernardo Bernal Maíz (20), alias Coco, y el lugarteniente de este, Claudelino Silva Cáceres (22), fueron hallados el viernes de tarde en un sector del monte, por donde escaparon los criminales con el menor Arlan Fick Bremm (16) como rehén. Bernal Maíz era el jefe de una facciones de la organización criminal EPP que opera en el límite entre los departamento de Concepción y San Pedro.

El cadáver. que ya presentaba un avanzado estado de descomposición, fue localizado por un capataz de la estancia “Casa Blanca”, en una zona de densa vegetación situado cerca del retiro de la referida hacienda y a unos 500 metros del silo de la familia Fick Bremm, que fueron tomados por asalto por los miembros EPP, quienes llegaron al sitio el miércoles de noche con uniformes camuflados y armados con fusiles.

Durante una inspección preliminar efectuada por un forense se pudo confirmar que el peón presentaba tres tiros en la nuca, lo que hace suponer que los criminales lo redujeron en el sitio y luego lo obligaron a arrodillarse para ejecutarlo de hacia atrás, que ya es una práctica común de los integrantes de esta organización criminal.

Isaac Arce había entrado al monte el miércoles de tarde como para ir de cacería. Sin embargo, justo estaba cazando en un sector cercano a la zona donde el EPP había aparecido.

Las primeras hipótesis señalan que el trabajador se encontró casualmente con los delincuentes cuando estos estaban huyendo con el menor Arlan Fick Bremm como rehén. Sin embargo, ahora los investigadores señalan que el peón pudo haber sido asesinado mucho antes del enfrentamiento con los militares.

El arma del peón no se encontró en la escena y también habría sido robada por los captores, quienes nunca contactaron con los familiares del adolescente Arlan Fick Bremm.

El cadáver fue rescatado del monte por un contingente de la FTC y luego llevado al hospital de Yby Yaú, donde fue inspeccionado.

El peón Isaac Arce pasa a ser el civil número 23 asesinado por el EPP, que también ya mató a 13 policías y tres militares. El último uniformado abatido es el vicesargento 1º Hugo Andrés Monges Ramírez (21), quien egresó en noviembre del 2012 de la Escuela de Suboficiales de la Dirección de Material Bélico (Dimabel), en Piribebuy. Luego fue destinado al Regimiento de Caballería número 4, con asiento en Loma Pytã de la capital, hasta que fue enviado como relevo a la zona de influencia del EPP.

ileguizamón@abc.com.py